31 Jan 2020 - 3:00 a. m.

Arranca restricción a transporte de carga en Bogotá

Con la moderación del tránsito de camiones por el 40 % de las vías de la ciudad, el Distrito pone la primera piedra de un plan que busca modernizar los vehículos pesados y evitar que sigan siendo la principal causa de la contaminación del aire. Habrá una semana de comparendos pedagógicos y están exentos los camiones con energías limpias o en el programa de autorregulación.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Según la Secretaría de Movilidad, el 84 % de los vehículos de carga tiene motor diésel Euro III o inferior, una tecnología que se dejó de utilizar en Europa desde hace quince años.  / El Espectador
Según la Secretaría de Movilidad, el 84 % de los vehículos de carga tiene motor diésel Euro III o inferior, una tecnología que se dejó de utilizar en Europa desde hace quince años. / El Espectador

Incendios forestales, inversiones térmicas y poco viento fueron algunas causas de las alertas por calidad del aire que se declararon en los primeros meses de 2018 y 2019. A esos fenómenos, típicos de inicio de año, se suman factores permanentes como las fuentes móviles, un apartado en el que los vehículos de carga aparecen como los más contaminantes, con un 43,6 % de emisiones de material particulado.

Para evitar que este año se emita de nuevo una alerta, la administración de Enrique Peñalosa dejó firmada una regulación para vehículos que transportan carga, que hoy entra en vigor, con la intención de reducir 19 % las emisiones contaminantes de estos vehículos.

La restricción también encontró su motivación en dos cifras. Según la Secretaría de Movilidad, el 84 % de los 21.693 vehículos de carga que hay en la ciudad tiene motor diésel Euro III o inferior, una tecnología que se dejó de utilizar en Europa desde hace quince años. Además, un 18 % de los camiones tiene veinte años o más de operación, lo que hace que sea mayor su aporte a la polución de la ciudad.

(Le puede interesar: Día sin carro en Bogotá ahora será de 5:00 a.m. a 9:00 p.m.)

La nueva regulación se aplicará de dos maneras. La primera, mediante tres anillos desde el centro de la ciudad. La segunda, por generación vehicular, en la que los automotores de carga con más de veinte años de uso tendrán una especie de pico y placa para transitar por las vías.

Además de pretender una mejora en la calidad del aire de la ciudad, la medida también persigue otros objetivos, como aliviar la movilidad y agilizar el proceso de renovación de los vehículos de transporte de carga más viejos.

Así lo reconoce Juan Miguel Durán, presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar), quien destaca que la medida puede ser un impulso al programa de modernización, mejorar la calidad del aire de la ciudad y la congestión en las vías.

“Esperamos que pronto se expida la reglamentación faltante por parte del Ministerio de Transporte, para que el programa de modernización logre arrancar con fuerza”, dice. Sin embargo, el gremio tiene algunos reparos, entre ellos que la nueva medida debería ser la última en la cadena de acciones para lograr los objetivos y cree que habrá traumatismos para algunas las empresas de transporte y generadores de carga.

Conozca mediante este abecé los aspectos más importantes de la nueva restricción:

Zonas y horarios

Habrá dos perímetros en los que estará prohibido el transporte de carga y uno de libre circulación para vehículos con menos de 20 años de operación (ver mapa). El primer anillo abarca toda la localidad de La Candelaria, donde habrá restricción 24 horas a camiones con peso vehicular mayor a 3.500 kilogramos. En la segunda zona está restringido el paso de vehículos pesados de lunes a viernes, entre 5:30 a.m. y 8:00 a.m. y de 4:30 p.m. a 7:00 p.m.

En el resto de la ciudad se permitirá la circulación de vehículos de carga, las 24 horas, siempre y cuando el modelo no sea superior a 20 años. Los que superen esta edad tendrán una pico y placa. Los vehículos deben transitar según disposiciones del Código de Tránsito Terrestre y la señalización que establezca la Secretaría de Movilidad.

(Le recomendamos: La mitigación de ruido que no les suena a los vecinos del aeropuerto El Dorado)

Sanciones y medidas paralelas

Hasta el próximo viernes, quien se salte la norma recibirá un comparendo pedagógico. A partir del 10 de febrero, los infractores pagarán una multa de $439.000.

Además de la restricción, el Distrito anunció otros tres frentes, en los que trabajan para mejorar la calidad del aire desde el sector movilidad. El primero es la promoción de modos de transporte sostenibles, en especial la bicicleta, por lo que prometen la construcción de más de 100 kilómetros nuevos de ciclorruta.

El otro frente es el fortalecimiento de la red de movilidad sostenible, que cuenta con 280 entidades, y finalmente está la renovación de la red semafórica, con la que el Distrito pretende reducir el 30 % en los tiempos de viaje, y tener una conducción más eficiente, con la que se reduciría el uso de combustibles hasta en 15 %.

Cargue y descargue

La restricción contempla la habilitación de segmentos viales, en determinados horarios, para realizar actividades de carga y descarga de mercancía a bodegas o establecimientos. Lo primero es que esto no podrá realizarse sobre vías arterias o accesos, salidas y conectantes a estas.

Si definitivamente el vehículo debe hacer el proceso en un punto situado sobre malla vial arterial, deberá ingresar al predio o hacer el proceso en un estacionamiento fuera de vía. Si nada de esto se puede, el proceso solo puede cumplirse entre 10:00 p.m. y 5:30 a.m. En las vías intermedias, los camiones podrán realizar esta actividad de 8:30 a.m. a 4:30 p.m. y entre 7:00 p.m. y 5:30 a.m., atendiendo la señalización sobre estacionamiento en la vía.

No está de más recordar que se prohíbe el cargue y descargue en cercanías a paraderos del SITP.

Las excepciones

El decreto para regular el tránsito de vehículos pesados tendrá excepciones. Estos son los vehículos de emergencia, los vehículos de valores, los que transportan alimentos perecederos, animales vivos, flores y gases medicinales; también los de las empresas de servicios públicos domiciliarios. Tampoco tendrán limitación de tránsito los vehículos de transporte de materiales y maquinaria para obras públicas (desde que se encuentren en servicio y que la obra asociada a la actividad, cuente con Plan de Manejo de Tránsito aprobado por la Secretaría de Movilidad).

Por último, tampoco tendrán restricción los camiones eléctricos o a gas natural vehicular, y los vehículos de transporte de carga que se encuentren en el plan de autorregulación que dispuso la Secretaría de Ambiente.


¿En qué consiste el plan de autorregulación?

La Secretaría de Ambiente diseñó un programa de autorregulación para vehículos de carga, un instrumento de gestión ambiental que busca reducir las emisiones de los camiones a diésel, mediante un mantenimiento vehicular minucioso, que pretende mitigar un 20 % la polución ocasionada por estos vehículos. Para vincularse al programa, los propietarios deben acreditar una documentación sobre las características y la propiedad de los vehículos. Después, Ambiente realiza visitas para validar los programas de mantenimiento que propusieron los propietarios y, por último, verifica que se estén cumpliendo los niveles de opacidad que propusieron.

El programa se mantiene durante esta administración y permite que los vehículos inscritos puedan circular si mantienen los compromisos adquiridos. El único reparo a este plan es que solo se firma con camiones que tengan placa de Bogotá y muchos de los que transitan por la ciudad están matriculados en otros municipios.

*      *     *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte: