Publicidad
12 Jun 2022 - 3:53 p. m.

Así avanza el PMU de la Gobernación de Cundinamarca en el río Bogotá

El gobernador Nicolás García pidió a Enel Colombia trabajar articuladamente con las autoridades del departamento y anunció que llegó ayuda humanitaria a los municipios afectados por la emergencia provocada por las fuertes lluvias.
Emergencia en Cundinamarca por desbordamiento del río Bogotá
Emergencia en Cundinamarca por desbordamiento del río Bogotá
Foto: Twitter @nicolasgarciab

Un llamado al trabajo articulado hizo el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, luego de entregar un balance de cómo avanza el Puesto de Mando Unificado (PMU) instalado para monitorear la emergencia que viven varios municipios —Sopó, Nemocón, Tocaima, Tena y Chía— por cuenta del desbordamiento del río Bogotá.

En la presentación de los avances, García señaló que en los lugares más afectados se encuentra maquinaria y ayuda humanitaria para los damnificados, que se está haciendo seguimiento a los municipios con alerta y que se harán recorridos en lancha por el río para revisar el estado de los jarillones y ejecutar otras acciones de mitigación.

Lea: Instalan puesto de mando unificado, para monitorear desbordamiento del río Bogotá.

“Tenemos alerta en Sopó, Apulo y Girardot, por ser el municipio donde termina la cuenca baja del río y también se conecta con el río Magdalena”, dijo el mandatario.

Por otro lado, el gobernador pidió que se hicieran descargas controladas de los embalses articuladamente con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y Enel Colombia, a la que le solicitó que “trabaje en equipo con Cundinamarca”, pues “las compuertas de Alicachín se abrieron sin informarnos y eso genera una alerta en la cuenca baja (del río Bogotá)”.

Por ello, hizo un llamado para que “las horas y los momentos en los que se hagan las descargas sena articuladas, controladas y de conocimiento de todos para generar información oportuna a la comunidad”.

Le puede interesar: Biofilia: baños de bosque para mejorar la salud.

Vale recordar que las fuertes precipitaciones que se han presentado, principalmente, en el centro del país en las últimas semanas han afectado a 96 de los 116 municipios del departamento han reportado afectaciones por cuenta de las condiciones climáticas y 55 municipios declararon calamidad pública.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), las precipitaciones seguirán en el segundo semestre del año y habrá posibilidad del 61 % y 87 % de que entre septiembre y principios de diciembre se presenten lluvias con una intensidad entre débil y moderada.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias