7 May 2021 - 4:41 p. m.

Campesinos de Cundinamarca botan o regalan la leche debido a los bloqueos por el Paro Nacional

Como los productos no han podido llegar a sus destinos, los campesinos del departamento han comenzado a botar la leche que se ha dañado. Actualmente hay más 30 bloqueos en el departamento.

El Paro Nacional sigue haciendo estragos en la comercialización y ventas de alimentos de los campesinos, que siguen estancados en las vías de Cundinamarca por los bloqueos que hay en algunos municipios. Ahora los comerciantes han optado por regalar la leche que todavía no se ha dañado. Sin embargo, son más los que han tenido que botarla.

Ya son cuatro días que se cumplen con las vías bloqueadas en el departamento. Aunque en algunos municipios se han levantado bloqueos y han permitido el paso de algunos camiones con comida, son muchos los que todavía no han podido pasar hasta la capital.

Por dicha razón los campesinos están botando y regalando la leche y otros productos que transportan. En el municipio de Guachetá, por ejemplo, la Alcaldía dispuso de personal operativo para la entrega de más de 10.000 litros de leche que estaban a punto de perderse.

La situación ha significado que comience a presentarse desabastecimiento en el departamento y en la capital. Además, las pérdidas son millonarias. “Quedamos en este momento con dos puntos neurálgicos, el de Fusagasugá, a la altura de Jaibaná, pero muchos de los alimentos que normalmente entran por ese corredor van a poder hacerlo por el Tequendama hoy. El punto más neurálgico que nos quedaría es el de Zipaquirá y Ubaté, que es un corredor lácteo principalmente. Hoy tenemos ahí perdidos un millón y medio de litros de leche, eso es $2.300 millones más o menos. Esa y el tema de las aves es la principal preocupación”, dijo el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, para El Espectador.

>>>Lea: Las vías de Cundinamarca que se encuentran cerradas por el Paro Nacional este viernes

Sin embargo, una de las buenas noticias es que hoy se ha permitido el paso de cerca de 70.000 toneladas de alimentos. El gobernador ha asegurado que actualmente los campesinos que comercializan leche son los más afectados. Debido a la situación, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) hizo un llamado para que la leche que se bote no se arroje a zonas aledañas a fuentes hídricas, pues esto podría generar contaminación en ríos y quebradas de la región, debido a los componentes que contiene el líquido.

“Hacemos un llamado a la cordura y conciencia ambiental a todas las personas que están generando la recarga hídrica de sueros, grasas y otros aditivos químicos a las fuentes hídricas para que se abstengan de realizar dicha conducta, hecho que puede incidir en la aplicación de la norma ambiental, consagrada en la Ley 1333 de 2009”, advirtió Jahanna Castro, directora de la Regional Chiquinquirá de la CAR.

Hasta el momento no se sabe si en las próximas horas se podrán levantar los bloqueos y retomar la movilidad en el departamento.

Comparte:
X