22 Aug 2021 - 5:57 p. m.

Capturan a Wilmer Alarcón, policía condenado por la muerte de Diego Felipe Becerra

El patrullero (r) que se encontraba prófugo de la justicia desde el 2016, fue capturado por investigadores del CTI y del Gaula en Casanare. Ahora, tendrá que pagar los 37 años de cárcel con los que fue condenado por ser el responsable del homicidio del joven grafitero.
El patrullero estaba prófugo de la justicia desde el 2016.
El patrullero estaba prófugo de la justicia desde el 2016.

Diez años han pasado desde que ocurrió el homicidio de Diego Felipe Becerra y cinco desde que no se volvió a saber nada del patrullero Wilmer Alarcón, acusado y luego condenado por ser el responsable de su muerte. Sin embargo, este domingo, la Fiscalía informó que se logró su captura en Casanare.

La carrera para que el crimen no quedara en la impunidad inició desde el 2016, cuando el 16 de agosto el juez 47 de garantías le otorgó el beneficio de libertad condicional. Desde aquel momento, el agente desapareció y con él las esperanzas de la familia del Diego Felipe Becerra, que han clamado por justicia desde aquel entonces.

De hecho, luego de que en mayo de este año el Tribunal Superior de Bogotá ratificara en segunda instancia la condena de 37 años y 6 meses para el agente, su familia insistía que era una victoria agridulce, pues a pesar de que se ratificó su responsabilidad en el crimen, el agente seguía prófugo.

>LEA: Confirman la condena contra el patrullero que asesinó al grafitero Diego Felipe Becerra

“Es una noticia que estábamos esperando hace cinco años, desde que se dio la condena de primera instancia y para nosotros es gratificante, porque con esto podemos exigirle a la Policía y la Fiscalía que busquen a Wílmer Alarcón. No se ha hecho nada para buscarlo. Una de las excusas de la Policía fue que no se había ratificado el fallo de la primera instancia”, indicó en ese momento a El Espectador Gustavo Trejos, padre del joven.

Caso del grafitero Diego Felipe Becerra, a 10 años de su asesinato - El Espectador

Ahora, tres meses después de que el Tribunal Superior confirmara su condena, en un operativo del CTI de la Fiscalía y el Gaula, se logró la captura del exagente en Casanare, lo que implica que tendrá que responder por el crimen que cometió en agosto de 2011.

EN CONTEXTO: Prófugo patrullero que le disparó a grafitero Diego Felipe Becerra

El homicidio de Diego Felipe Becerra ocurrió cerca al puente de la calle 116 con avenida Boyacá, en el norte de Bogotá. En un inicio la versión de la Policía fue que el patrullero Alarcón había actuado en defensa propia, pues aseguraba que el joven había asaltado una buseta de servicio público y se encontraba armado.

Sin embargo, el montaje se vino abajo después de que Medicina Legal revelara que Becerra no había manipulado un arma de fuego el día de su muerte. Desde allí comenzó la lucha de su familia por limpiar su nombre y tener justia. Este caso fue considerado por la Corte Constitucional como un “falso positivo de la Policía”.

Comparte: