Publicidad
16 Dec 2021 - 7:30 p. m.

Caso Ana María Castro: juez condenó a Paul Naranjo y Julián Ortegón

Los dos jóvenes fueron hallados culpables del delito de feminicidio agravado en calidad de coautoría impropia por la muerte de la joven Ana María Castro, ocurrida la madrugada del 5 de marzo de 2020.
Desde finales de enero y comienzos de febrero, Naranjo y Ortegón estaban privados de su libertad.
Desde finales de enero y comienzos de febrero, Naranjo y Ortegón estaban privados de su libertad.

La juez 42 penal del circuito de Bogotá profirió sentido de fallo condenatorio, de primera instancia, contra Paul Stanley Naranjo Calvo y Julián Valente Ortegón Mosquera, quienes -junto a Mateo Reyes- fueron las últimas personas conocidas en ver con vida a la universitaria Ana María Castro Romero.

En la audiencia de sentido de fallo, la togada señaló que la Fiscalía presentó las pruebas suficientes para demostrar la responsabilidad de los jóvenes en el delito de feminicidio por el que fueron juzgados y, por tanto, acogió la pretensión del ente acusador de imponer una condena contra ambos.

Paul Naranjo y Julián Ortegón se encuentran privados de su libertad desde enero y febrero de este año, respectivamente, y así enfrentaron el juicio en su contra que se prolongó por poco más de tres meses y en el que se les responsabilizó de haber arrojado a la joven de una camioneta en movimiento en la calle 80, occidente de Bogotá.

Naranjo Calvo es un fotógrafo profesional y, para la época de los hechos, sostenía una relación afectiva con Ana María y la pretendía, aunque la mejor amiga de ella declaró en el juicio que sostenían un noviazgo incipiente que se reducía a chats y redes sociales y solo con unas pocas citas.

Ortegón Mosquera trabajaba en un establecimiento comercial de un familiar suyo y la conoció en la fiesta de cumpleaños de un familiar político a la que ella asistió con Paul un mes antes de su muerte.

Según la juez, durante el juicio se demostró que los procesados participaron de una acción o un plan para hacerle daño a Castro Romero y que la expulsaron de un vehículo en movimiento, argumentando que los relatos ofrecidos en juicio por los testigos Mateo Reyes y Daniel Vega son creíbles.

La Fiscalía señaló que ambos atentaron contra la vida de Ana debido a su condición de mujer luego de un disgusto al verla que estaba besándose con Mateo Reyes en la parte trasera de la camioneta en la que iban juntos.

La togada señaló que el testimonio de Alexander Forero, testigo de la defensa de los ahora condenados, no controvirtieron lo manifestado por Vega, pues, dijo, que al pensar que la presencia de Mateo Reyes en la vía era una modalidad de atraco se concentró en esquivarlo y no en las demás personas y actores viales que se encontraban en ese lugar. Así mismo, aseguró que la hipótesis de que la joven hubiera podido ser arrollada por otro vehículo que pasó en la calle no tenía asidero.

Esta condena marca un punto y aparte del final de este caso que inició en marzo de 2020 con la muerte de la universitaria después de una noche de fiesta y, tras el anuncio de la apelación de la defensa, cuando sea emitida la sentencia esta tendrá que ser revisada por un tribunal superior para confirmar o modificar la determinación en segunda instancia.

Finalmente, la juez anunció que se hará lectura de la sentencia condenatoria el próximo viernes 18 de febrero de 2022 a las 9 de la mañana.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias