1 Jan 2021 - 1:14 a. m.

Cinco fiestas clandestinas fueron intervenidas en el occidente de Bogotá

A los asistentes se les impusieron multas cercanas al millón de pesos. En una de las reuniones había 20 personas reunidas.

Cinco fiestas clandestinas fueron desmanteladas por las autoridades durante este fin de semana, en las localidades de Suba y Engativá, en las que se evidenciaron incumplimientos a las normas de autocuidados así como consumo de alcohol.

Una de ellas fue encontrada en un establecimiento comercial del barrio Boyacá Real, donde fueron halladas 15 personas bebiendo. En el sector del Muelle se identificó una fiesta familiar en una vivienda, en la que había menores de edad. Al percatarse de la presencia de la Policía, apagaron la luz y la música, mientras que en Ferias los partícipes de una fiesta salieron antes de que entraran las autoridades, pese a ello se encontraron mesas y botellas de licor en el lugar.

Se impusieron multas a cada uno de los partícipes. Se intervino una fiesta familias, un billar y una gallera, entre otros

Los últimos dos operativos se hicieron en un billar y una gallera en Suba, donde había más de 40 personas. A todos se les impuso comparendos cercanos al millón de pesos. “Con la participación de las alcaldías de Suba, Engativá, la Policía y la XII Brigada del Ejército intervenimos cinco fiestas clandestinas, a todos los asistentes se les impuso comparendo y la respectiva sanción económica al propietario del establecimiento y el cierre del mismo”, dijo el secretario de Seguridad, Hugo Acero.

Por su parte, la alcaldesa Claudia López, resaltó el buen comportamiento de la mayoría de la ciudad pero reprochó los hechos. “Eso de ‘que los demás cumplan pero yo no’ anula por completo la viabilidad colectiva. Compartir la vida, el espacio público, la salud, la democracia, implica cumplir acuerdos básicos de cuidado mutuo”.

Por último, Andrés Nieto, Subsecretario de seguridad y convivencia, pidió el apoyo de la ciudadanía para denunciar este tipo de actividades prohibidas por las condiciones de la pandemia. “Necesitamos del apoyo de la ciudadanía para poder luchar contra la delincuencia, pero ese apoyo no es en justicia por mano propia, es con cultura ciudadana y buen comportamiento. Las horas que desgastamos a las autoridades en regular fiestas clandestinas o reuniones en medio de una pandemia, son tiempo valioso que podría usarse para luchar contra las bandas delincuenciales”.

Comparte: