26 May 2021 - 9:04 p. m.

Claudia López entregó informe de violaciones de DD. HH durante el Paro Nacional a la ONU

En el documento, la mandataria dio los detalles de los hechos ocurridos entre el 28 de abril y el 23 de mayo, en donde se reportan las denuncias por abusos por parte de la Policía, la cantidad de heridos civiles y de la Fuerza Pública, además del costo de los daños y hechos de vandalismo en la ciudad.

Este miércoles la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, entregó un informe de las violaciones a los derechos humanos que se han registrado durante lo corrido del Paro Nacional en la capital. El documento fue recibido por Juliette Rivero, representante de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado para los DD. HH de las Naciones Unidas.

Al iniciar la entrega del documento, la mandataria recalcó el hecho de pedir perdón a los jóvenes heridos y a sus familias durante las manifestaciones, por lo que expresó que la creación y la misma entrega del informe buscaba ayudar en el esclarecimiento de los hechos que han ocurrido durante las últimas semanas.

También la mandataria hizo énfasis en la importancia de la participación y de la labor de los defensores de derechos humanos que hacen parte de la sociedad civil, quienes han acompañado todas las movilizaciones desde el inicio del Paro Nacional y han sido los principales encargados de recolectar información y las denuncias por parte de los manifestantes.

“Reconozco expresa y públicamente la labor valiente, necesaria y oportuna que los defensores y defensoras de DD. HH y de los jóvenes hacen en nuestra ciudad. La Alcaldía Mayor reconoce y aprecia esa labor, y haré todo lo que esté a mi alcance para que se proteja y se garantice. La protesta ciudadana no es un problema de orden público, es un derecho que debemos reconocer”, dijo la mandataria.

De esa forma, López informó que en trabajo conjunto con los funcionarios del Distrito se pudo recolectar y presentar los casos de abuso y violencia durante las protestas. Según lo presentado en el documento, durante las últimas semanas se han presentado 775 actividades de protesta, de las cuales 238 han sido marchas, 78 bloqueos y 459 concentraciones en lugares públicos, que han contado con la participación aproximada de 240.000 personas.

En este contexto, según el Distrito, se tiene registro de 600 acciones de abuso de la fuerza contra algún ciudadano (golpiza, retención u hostigamiento). También informaron que se encuentran bajo investigación dos muertes: la de Dylan Barbosa, quien habría chocado su moto contra una tanqueta del ESMAD; y la de Daniel Alejandro Zapata, quien fue herido con un objeto contundente y sufrió un trauma craneoencefálico severo. A esto se suma la cifra de 33 jóvenes con lesiones faciales u oculares, ocho de los cuales podrían perder por completo su visión.

“Puedo dar fe que algunos miembros del Esmad han abusado de la fuerza, detenido arbitrariamente a jóvenes, no los han trasladado a URI, si no a estaciones de Policía, o no han seguido los protocolos que la ley prevé”, argumentó López.

Agregado a esto, la mandataria se refirió a los hechos que han ocurrido en el sur de Bogotá en donde se han presentado la mayoría de enfrentamientos y disturbios. Según ella, estos hechos pueden responder a la rabia y preocupación que han generado casos como el del joven que se detuvo arbitrariamente mientras grababa la intervención del Esmad en Portal Américas desde un puente peatonal. “Lo agredieron, lo golpearon, lo hirieron. Esto genera animadversión y desconfianza”, expresó la Alcaldesa Mayor.

Además, se refirió a otros casos en esta misma zona como el aterrizaje de helicópteros para hacer reabastecimiento logístico y de munición, en el Portal Américas y en el Colegio Claretiano de Bosa, los cuales, según manifestó, fueron casos que no contaron con su autorización o conocimiento por lo que habrían sido decisiones tomadas desde la Policía. “Eso viola abiertamente los protocolos de DD. HH, y en buena medida, esa abierta violación a los protocolos ha exacerbado las tensiones en Bosa y en el Portal Américas”, argumentó López, quien informó que en estos dos puntos, así como en el Portal de la calle 80, cerca al Portal de Suba, y en la Plaza de Bolívar, se ha registrado el 72% de las denuncias por estos excesos y abusos por parte de la Fuerza Pública.

No obstante, la mandataria hizo énfasis en que todas y cada una de las intervenciones del Esmad se dieron según dice la ley, respondiendo a bloqueos de vías, actos vandálicos o que ponen en riesgo a la ciudadanía, por tanto, según ella, hay un registro detallado de cómo se hicieron y quién dirigía cada una de las 161 intervenciones que se hicieron durante estos días.

Por otro lado, Claudia López también se refirió a la violencia que han sufrido los agentes de la Fuerza Pública. Según expresó, 380 policías han resultado heridos, de ellos, 17 muy graves, frente a los 361 civiles heridos, de los cuales cinco se encuentran en delicado estado de salud.

“Aquí ha habido 15 intentos de homicidio de policías, 14 de ellos fueron víctimas en el CAI de La Aurora. Los uniformados entraron al CAI para no tener ningún tipo de confrontación, y unos ciudadanos los apedrearon, lo rompen pese a que es blindado, les tiraron bombas incendiarias a los policías, y los vieron quemarse, los grabaron, lo celebraron y no les dieron ninguna opción de salida”, recalcó.

De igual forma mencionó el caso de Christian Calderón, el joven patrullero de 22 años, quien fue atacado con una bomba molotov en su rostro y ahora se encuentra recluido en el Hospital Simón Bolívar.

En cuanto a los daños materiales, en total, hasta el pasado 23 de mayo, 14 CAI habían sido incendiados y 26 vandalizados. Se estima que hubo 6.657 daños a la infraestructura de la ciudad, y las pérdidas podrían alcanzar los 28.500 millones de pesos.

Por su parte, la representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Juliette de Riveros, manifestó su solidaridad con las víctimas de violencia durante el Paro Nacional y celebró la entrega de este informe, ya que “es muy importante que las autoridades reconozcan los errores que hay en estas movilizaciones. Ese es el primer paso para dar soluciones”, manifestó.

Finalmente, la representante indicó que le están haciendo seguimiento a los presuntos casos de violencia sexual, retenciones y ataques a periodistas, y otro tipo de situaciones que se han registrado en el país, así como al uso de armas letales por parte de particulares para atacar la protesta. “La violencia y el uso excesivo de la fuerza genera pérdidas, dolor, muerte, confusión y también desesperanza, y vulnera los Derechos Humanos”, concluyó.

Comparte: