Publicidad
Lee este contenido exclusivo para suscriptores

Colados, torniquetes, recursos y obras: los retos de la nueva gerente de Transmilenio

María Fernanda Ortiz Carrascal asumió ese desafío y es la nueva gerente de Transmilenio. Tiene amplia experiencia en movilidad y una meta clara: mejorar la experiencia de los usuarios. Ella habló con El Espectador de sus metas y los mayores retos.

Juan Camilo Parra
18 de marzo de 2024 - 02:01 a. m.
María Fernanda Ortíz, Gerente de Transmilenio
María Fernanda Ortíz, Gerente de Transmilenio
Foto: El Espectador - Jose Vargas Esguerra

Transmilenio (TM) es un sistema de odios y amores. Los usuarios saben de su valor y cómo sus carriles exclusivos lo llevan más rápido a su destino. No obstante, muchos critican la frecuencia del servicio, las estaciones llenas y la seguridad. Por eso, dirigir la empresa es todo un reto, en especial cuando hay tantas cosas por hacer y no hay recursos. Hoy TM proyecta un déficit de casi $3 billones, que es el monto que debe asegurar el Distrito a través del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET).

Juan Camilo Parra

Por Juan Camilo Parra

Periodista egresado de la Universidad Externado de colombia con experiencia en cubrimiento de orden público en Bogotá.jparra@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Eduardo(78423)25 de marzo de 2024 - 06:19 p. m.
Muy importante crear dentro de Transmileno la gerencia de mercadeo. Es la que encarga de retener lo clientes existentes, profundizar los servicios y la experiencia en ellos, y ampliar y atraer más clientes. Llama la atención que no exista.
willy1967(97496)18 de marzo de 2024 - 12:22 p. m.
Falta mano dura, con el levanteamiento social, propiaciado por los Petristas y peor con su mentor de Presidente el escenario de los deberes de los ciudadanos se vino abajo, nos convertimos en un pais de pedigueños, sinverguenzas, vándalosm, primera linea, y jóvenes que no quieren aportar nada a una sociedad en crisis, todo se justifica y las autoridades como la Policia si reprende a un engendro de estos, salen como cucarachas los petristas defender y a pedir derechos... NO MAS....
  • Gonzalo(25772)21 de marzo de 2024 - 03:29 p. m.
    "Fascista, ¿por qué no se va mejor para Argentina y lleva sus ideas a su ídolo Milei? Toda la situación que vivimos en el país no es culpa del presidente. Viene de administraciones anteriores que saquearon todo. Ellos son los culpables. Por eso, los jóvenes de hoy se preguntan: si estos políticos robaron el país y no hicieron nada, ¿por qué no tengo derecho a hacer lo que se me da la gana? Ese es el asunto, Don William."
Carlosé Mejía(19865)18 de marzo de 2024 - 10:37 a. m.
No puedo creer que el 85% de los pasajeros pague el pasaje. Para mí, casi la mitad de los usuarios accede irregularmente al sistema. ¡Por favor!, lo compruebo a diario. Basta observar el funcionamiento de cualquier estación por un rato para comprobar el festín de los colados. La desfachatez de la gente ha llegado a extremos inauditos y esta es, sin duda, la causa principal de la crisis de TransMilenio.
luis(58815)18 de marzo de 2024 - 03:56 a. m.
La solución en el Transmilenio es que los dueños del mismo ,contraten mas personal de vigilancia que impongan respeto, de nada sirven los torniquetes y las barreras que están colocando si no se utiliza una tecnología para que sea el conductor el único autorizado para abrir y cerrar las puertas, y a la vez anular los botones de emergencia . también es importante que se cumplan con los horarios de las rutas, no es justo que los usuarios tengamos que esperar hasta 25 minutos
Usuario(51538)18 de marzo de 2024 - 03:14 a. m.
Una "invitación" a los RATEROS colados como el que agredió y dejó tendida a una pobre funcionaria por pedirle que pagara su pasaje? A esa plaga lo que hay es que darles duro. Por qué en Medellín o Pereira pagan su pasaje? Son más "ricos" en esas ciudades? A ver, petristas, salten en defensa de esa escoria.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar