Publicidad
9 Sep 2020 - 10:14 p. m.

Columbarios del Cementerio Central son declarados bien de interés cultural de Bogotá

El Consejo Distrital de Patrimonio Cultural dio vía libre al concepto con el que se podrá iniciar la recuperación de la estructura y de la obra de la artista Beatriz González.
La obra de la maestra Beatriz González fue instalada en 2009.
La obra de la maestra Beatriz González fue instalada en 2009.
Foto: idpc

El Consejo Distrital de Patrimonio Distrital declaró bien de Interés Cultural Distrital (BICD) los cuatro columbarios del cementerio central en los que se encuentra la obra “Auras anóminas” de la artista Beatriz González, con lo que ahora se iniciará la recuperación y restauración del espacio.

Bajo la idea de que en este lugar se integren diferentes dinámicas urbanas, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) buscará reconocer a las personas que fueron enterradas allí y han sido vulneradas, así como integrar a quienes habitan el sector y otras zonas de interés como el parque Renacimiento, el Centro de Memoria Paz y Reconciliación y el resto del Cementerio Central.

“Esto es un acto simbólico de reconocimiento de la importancia de los columbarios, que ya fueron protegidos en el Plan especial del manejo y protección del cementerio. Pero la intención es realmente que esta inclusión de paso al proyecto de intervención para crear allí un parque para la ciudad como un espacio de recogimiento y memoria y no como un espacio recreativo”, dijo Patrick Morales, director del IDPC.

La intervención consistirá en la intervención de los cuatro columbarios que están en pie y reforzamiento estructural y el diseño de un espacio para la memoria, que va muy de la mano con la intención del Plan de Desarrollo de convertir a la ciudad en un espacio de paz. “En particular el globo donde están los columbarios era un espacio de pobres y queremos hacer un homenaje a estas vidas invisibles y a estas clases populares de Bogotá, que fueron enterrados allí sin grandes mausoleos como estos personajes ilustres de la parte oriental del cementerio”, indica Morales.

Por lo pronto, se espera que antes de finalizar el año se hagan obras de primeros auxilios sobre las estructuras que presentan riesgo de colapso, así como un tratamiento de la cubierta sobre la que han vuelto a aparecer los nombres de las personas que fueron enterradas allí, mientras que se realizan los estudios estructurales para la reparación.

Los cuatro columbarios que quedan de pie hacían parte del Cementerio Central que en los años 50 fue dividido en tres partes para darle vida a la ampliación de la ciudad. Allí, no solo llegaron quienes murieron en el Bogotazo sino cientos de anónimos que fueron víctimas de La Violencia en el país, a las que en 2009, Beatriz González quiso homenajear con su obra.

Se trata de ocho tipos de lápidas diferentes, con la imagen de dos cargueros que llevan un cadáver al hombro, que reposan sobre 8.957 bóvedas vacías de las 13.000 tumbas que se llegaron a construir entre 1947 y 1968. Aunque en un principio la artista Beatriz González firmó un contrato en 2008 con el IDPC, en el que el IDRD se comprometía a su mantenimiento por tres años, luego de eso la obra cayó en el olvido.

La lucha se originó en la administración pasada, cuando se conocieron las pretensiones del Distrito de construir un parque en esa zona, en la que habría hasta una pista de patinaje, ante el deterioro de los columbarios y de la obra, pues algunas de las lápidas han sido robadas o están dañadas, mientras que una gotera amenaza una de las estructuras en pie, por lo que esta nueva declaración no solo deja atrás este proyecto sino que pretende darle una nueva vida a este espacio que completa casi 10 años en el olvido.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias