3 Aug 2020 - 3:38 p. m.

“Con menos policías, hemos hecho más”: Claudia López sobre seguridad en Bogotá

La alcaldesa destacó la reducción de varios delitos de alto impacto en los últimos meses como el homicidio, hurto y lesiones personales. Sin embargo, el hurto a bicicletas aumentó en un 50 % y la violencia intrafamiliar no ha aumentado ni disminuido en la ciudad.

Este lunes, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, entregó el balance de los primeros siete meses del año en materia de seguridad, con el análisis del comportamiento de los delitos que más azotan a la ciudadanía, en comparación con el mismo periodo del año pasado y entre meses de 2020.

Lea: El fin de semana se impusieron más de 3.500 comparendos por incumplir cuarentena en Bogotá

La alcaldesa destacó que, a pesar de tener un 15 % menos del pie de fuerza que necesita la ciudad, se han logrado reducciones importantes en diferentes delitos, gracias a los nuevos modelos de seguridad que se han implementado. “Con menos hemos hecho más, gracias al trabajo conjunto de Alcaldía, Fiscalía y Policía. Es una gran noticia que en medio de dificultades, porque proteger a nuestra Policía también nos afecta capacidad de control en calles, estemos teniendo resultados importantes y solo hay dos indicadores que tienen un incremento: el hurto a bicicletas y la extorsión”, dijo la mandataria.

Lea: Convivencia y control: los retos ante el impedimento de decomisar la dosis mínima

Sin embargo, aclaró que el delito de extorsión no ha crecido en un 10 % como se ha notificado en algunos medios de comunicación, sino solo aumentó en un 1 %. Sin embargo, para el Distrito es preocupante que el hurto a bicicletas, pese al aumento de la infraestructura, tuvo un incremento del 50 % en los primeros meses del año, comparado con el mismo periodo del año pasado.

Por otro lado, destacó que los homicidios presentaron una baja en junio, tras haberse disparado en meses anteriores, presentando una reducción del 20 %. “¿Qué explica la reducción de los homicidios? el trabajo interinstitucional para la incautación de armas blancas y de fuego, que de paso nos ayuda a mitigar los hurtos, porque también se utilizan para amenazar a las personas y atracarlas. Igual no podemos bajar la guardia, porque hay localidades como Rafael Uribe que siguen azotadas y con un panorama proecupante en este delito”.

Lea: Claudia López se comprometió a mejorar la seguridad de Usaquén

Asimismo, dijo que en materia de este delito, aumentó la incidencia de autores migrantes de origen venezolano: mientras que el año pasado representaban el 6 %, este año han sido el 10 % de los autores. “No es para estigmatizar porque son personas decentes, pero esa minoría incrementó en ciertos delitos de la ciudad”, expresó López.

En lo corrido del año, las cifras de lesiones personales bajo un 46 %, las de los delitos sexuales, que afectaban principalmente a mujeres (nueve de cada 10 víctimas en la ciudad), disminuyó en un 72 % y la violencia intrafamiliar, pese a que de marzo a abril se disparó, ha tenido una tendencia hacia la baja y no han aumentado el número de casos.

Frente al hurto de automotores, la mandataria destacó que el hurto en sus diferentes modalidades ha disminuido de la siguiente manera: hurto a automotores en un 15 %; a motocicletas se redujo en un 37 %; a comercio en un 71 %; el hurto a residencias bajó un 27 %, y el hurto de personas en 35 %. Frente a las modalidades del hurto a personas, el robo de celulares presentó una baja del 19 % y de otros elementos en un 77 %.

Por otro lado, López aseguró que también se redujo el hurto en Transmilenio y buses del SITP, y que la cuarentena no fue producto de esta tendencia. “Incluso desde enero y febrero tuvimos una baja histórica de los hurtos sitemáticos en el transporte público que había crecido. El principal problema era que como algunas troncales como la Caracas están ubicadas en fronteras de localidades, la Policía de las zonas decía que atrapar al ladrón era competencia de la localidad vecina y nadie terminaba haciendo nada. Ahora, con nuestro esquema de cuadrantes de TM, se entiende que el sistema es otra ciudad que debe tener un mayor control y dispositivos con gestores de convivencia y más pie de fuerza”, explicó la alcaldesa.

También dijo que en lo corrido del año la Policía de Bogotá ha desarticulado 110 bandas criminales de la ciudad, gracias a un nuevo esquema de seguridad consistente en ir detrás de las estructura y del mercado criminal, más que del ladrón común.

“No se nos han caído procesos judiciales por malas capturas, ese cambio de modelo da sus resultados porque no crremos detrás del ladrón que queda suelto a las 24 horas y se empiezan a sacar culpas institucionales que no protegen la vida. Nos hemos sentado a trabajar para coordinar esfuerzos e ir más allá, y eso nos ha dado buenos resultados”.

Para seguir garantizando que las cifras sigan disminuyendo, el Distrito avanzará en la creación de nuevos consejos de seguridad locales, en los que se trabaje de la mano con la ciudadanía para coordinar información y acciones entre autoridades y ciudadanos, así como para entender las dinámicas de los delitos en cada zona de la ciudad.

Asimismo, la alcaldesa dijo que se trabajará con más fortaleza en los centros de análisis e inteligencia para que entre Alcaldía, Fiscalía y Policía puedan anticiparse a las modalidades del crimen, dotando el sistema con mayor capacidad tecnológica y analítica de datos. “También debemos hacer mejor lectura a las cámaras porque de 4.800 que hay, solo 120 policías están viéndolas y estamos desperdiciando recurso importante. Sin embargo, a los uniformados los necesitamos es en las calles, por eso el esfuerzo tecnológico implica inteligencia artificial para leerlas y usar la información para ir detrás de los delitos”, concluyó la mandataria.

Comparte:
X