2 Apr 2020 - 8:04 p. m.

Consejero para la crisis migratoria de situación de venezolanos en Bogotá

La alcaldesa Claudia López indicó que será Felipe Muñoz fue encargado para atender el tema, mientras que ACNUR y Cooperación Internacional entregarán 25.000 mercados a migrantes, este fin de semana.

-Redacción Bogotá / bogota@elespectador.com

Mauricio Alvarado - El Espectador
Mauricio Alvarado - El Espectador

La tensión que ha estado sobre la mesa en los últimos días, con respecto de quién es que debe atender a la población venezolana migrante en Bogotá parece estarse aclarando, pues según anunció la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, desde presidencia se encargó al Consejero para la crisis migratoria, Felipe Muñoz como el encargado de atender la situación durante la cuarentena. 

Todo comenzó con una advertencia que hizo la mandataria capitalina con respecto a la atención de los venezolanos, pues desde que empezaron a anunciarse las medidas con las que se ayudaría a los habitantes de Bogotá, indicó que necesitaba que Migración Colombia se hiciera cargo de la población migrante, ya que la ciudad no cuenta con los recursos ni el poder legal. 

Pese a ello, se mantuvo abierto el albergue Maloka para migrantes, pero a lo largo de la semana pasada se presentaron múltiples desalojos, de  venezolanos que vivían en los pagadiarios en la localidad de Mártires. Se trataría de al menos 1.200 migrantes, por lo que se visibilizó de nuevo la problemática y López reiteró que su atención dependía del Gobierno Nacional. 

"En Bogotá apoyamos esa medida de prohibir desalojos durante y después de cuarentena. Pero la verdad, ministro, es que están expulsando a venezolanos y colombianos humildes de los ‘pagadiarios’. Necesitamos que Migración Colombia se haga cargo de los migrantes; nosotros, de los colombianos”, indicó la alcaldesa al ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, a través de Twitter. 

En respuesta, el director de Migración Colombia, Francisco Espinosa, dijo a RCN Radio que el tipo de atención a los migrantes depende de la capacidad de los mandatarios locales. “Existen las herramientas para atender esa población vulnerable, pero la situación ha desbordado las capacidades de todos, por eso estamos poniendo un granito arena y entre todos estamos solucionando poco a poco, medidas como las del presidente Duque y la misma alcaldesa Bogotá de prohibir el desalojo de estas personas es una herramienta fundamental para evitar que salgan a la calle”.

Por su parte, la alcaldesa indicó que ya se pusieron en contacto con ACNUR y Cooperación Internacional, quienes van a donar este fin de semana alrededor de 25.000 mercados, pero advirtió que ellos tampoco tienen recursos para cubrir los arriendos de los migrantes que puedan quedar en la calle. 

"Pagamos el nacimiento de los niños, el jardín, el colegio 26.000 hijos de venezolanos, pagando cero pesos, y su alimentación su alimentación. Lo único que dijimos anteayer es que, que pena, pero no podemos pagarle el arriendo. No podemos  por impedimento legal y no solo financiero", dijo López. 

Por ahora, de acuerdo con la mandataria se continuarán haciendo los operativos para impedir que los migrantes sean desalojados, tal como lo dicta el decreto nacional. Estas acciones se han realizado en los barrios San Bernardo, Siete de Agosto y Santa Fe, pero Claudia López insistió en que la ciudad no cuenta con los suficientes recursos para apoyarlos a todos, "no podemos con todos los colombianos menos con los venezolanos".

Comparte: