8 May 2019 - 5:24 p. m.

Continúa juicio contra los hermanos Uribe Noguera por caso Yuliana Samboní

La Fiscalía mostró varias conversaciones de los hermanos Uribe Noguera, que, para el ente investigador, mostrarían cómo intentaron ayudar a Rafael Uribe Noguera, ocultando información.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

El juicio contra Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos de Rafael Uribe Noguera quien fue condenado (en noviembre de 2017) a 58 años de prisión por el crimen contra Yuliana Samboní el 4 de diciembre de 2016, reinició este miércoles en los juzgados de Paloquemao; la audiencia continuará a la una de la tarde, cuando la Fiscalía interrogará a un testigo del caso, quien se encuentra en Puerto Rico. El ente investigador considera que los hermanos Francisco y Catalina habrían ocultado información, con el fin de obstruir la justicia y para proteger a su hermano Rafael. 

Para probar este punto, la Fiscalía mostró hoy, en el juicio, varios chats que mantuvo Catalina Uribe Noguera, tanto con su hermano Francisco, como con su madre, María Isabel Noguera. Los chats expuestos por el ente investigador ocurrieron el 4 de diciembre de 2016, el mismo día del asesinato de Samboní. Cuando ocurrieron las conversaciones, Rafael  Uribe estaba hospitalizado en ese momento.

En uno de las conversaciones, que fueron recuperadas del celular por una agencia estadounidense, Catalina Uribe le dice a su madre que “lo llamé 11 veces y no me contestó y apagó el celular”, además que “Francisco entró por la terraza al apto de EQ 66. Ya estoy adentro, estoy esperando que me abra o que me diga algo”.

(Lea aquí: Empiezan a declarar testigos en contra de los hermanos Uribe Noguera).

Más tarde pasadas las 4 de la tarde, Catalina Uribe le escribió a Noguera: “Sí, está adentro, mami, yo sabía. Estoy con él”. En la noche del 4 de diciembre, a las 10:10 pm, le dijo: “le dije que no se tomara las pastillas para el corazón”, a lo que ella le respondió: “perfecto, dile que lo queremos tanto que solo piense en él, para nosotros lo mejor es que él deje de sufrir. Dile que lo amamos y lo amaremos siempre”. A eso, Catalina respondió: “él se quiere morir, mami, no sé qué hacer para ayudarlo”.

Posterior a eso, Catalina le contó a su madre que “lo obligaron a tomarse unas pastillas para el corazón”, a lo que María Isabel le dice que lo saque de la clínica en la que está internado en ese momento Rafael Uribe Noguera, pero Catalina le explicó que no podía, pues “el Gaula no me deja (…) Es un espacio con varias camas y el Gaula (está) al lado mío”.

En febrero pasado inició el juicio contra los hermanos Uribe Noguera, después de que la Fiscalía les imputara de los delitos de encubrimiento, favorecimiento y ocultamiento de información. De acuerdo con el ente investigador, el día del abuso y posterior crimen de la pequeña los hermanos Uribe Noguera habrían manipulado celulares para borrar mensajes y llamadas sobre lo ocurrido.

(También: Liliana Bernal, la jueza que condenó a Rafael Uribe por feminicidio de Yuliana Samboní).

Para la Fiscalía, los ahora procesados le ocultaron información a los agentes del Gaula que estaban buscando una camioneta gris oscura que había sido reportada por haber secuestrado a una menor de edad en el barrio Bosque Calderón, un barrio de invasión ubicado en cercanías al sector de Chapinero Alto. En esa línea, este lunes empezaron a declarar testigos en contra de los hermanos y fue escuchado un oficial de la Policía que dijo haberse contactado con Francisco Uribe Noguera y su esposa con el fin de hallar el vehículo.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X