Publicidad
25 Jan 2021 - 1:00 p. m.

Coronavirus en Bogotá: las cifras luego de tres semanas de restricciones

Este lunes, cuando se cumplen 21 días de las medidas de aislamiento en la capital, se realizará una nueva reunión entre el Distrito y el Comité Epidemiológico para evaluar la efectividad del aislamiento por localidades, los toques de queda y las demás restricciones que se aplicaron para reducir la velocidad de contagio de COVID-19.
Transmilenio y el SITP siguieron operando con normalidad para quienes trabajan en los sectores que estaban exceptuados de las restricciones.
Transmilenio y el SITP siguieron operando con normalidad para quienes trabajan en los sectores que estaban exceptuados de las restricciones.
Foto: Alcaldía de Bogotá

Han pasado tres semanas desde que Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno y por ese entonces alcalde encargado de Bogotá, decretara una cuarentena de dos semanas en las localidades del noroccidente: Suba, Engativá y Usaquén. Las razones fueron que el número de casos activos de COVID-19 (38.433 en ese entonces) y la ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI, que estaban al 83,7 %), hacían necesario un nuevo confinamiento estricto y otras restricciones.

Después de 21 días de esas medidas en la ciudad hay 50.686 casos activos y las UCI están al 92,9 %. Dichas cifras serán evaluadas durante una reunión que habrá este lunes entre el Distrito y el Comité Epidemiológico nacional, para definir los pasos a seguir.

>LEA: ¿Cómo se llegó al segundo pico de la pandemia en Bogotá?

Cuando se decretó la primera restricción de 2021, el Distrito no descartó aplicar las medidas en otras zonas de la ciudad en las que también se registraran aumentos preocupantes en su número de contagios y camas ocupadas. Y así fue. Tras su regreso de vacaciones, el 7 de enero la alcaldesa Claudia López decretó una cuarentena general en la ciudad para el puente festivo de reyes (del 9 al 11 de enero), amplió el aislamiento estricto en las localidades de Kennedy, Fontibón y Teusaquillo y declaró toque de queda nocturno. En ese momento ya había 41.981 casos activos y las UCI estaban al 87,3 %.

El anuncio no cayó bien entre comerciantes y otros sectores económicos, que estaban en pleno proceso de reactivación. Mucho menos entre quienes residen en las localidades en cuarentena y debían rebuscar a diario su sustento, pues afirmaron no tener cómo pasar dos semanas en casa. Ante el descontento, se acordó que las medidas serían evaluadas de forma permanente en el comité de epidemiología, con el fin de analizar las variaciones en las cifras de contagios y del sistema hospitalario.

El12 de enero, una vez finalizó la cuarentena general, Bogotá amaneció con 45.892 casos activos y 91,9 % de ocupación hospitalaria para pacientes de COVID-19. Por ese motivo, ese mismo día la alcaldesa decretó una nueva cuarentena general para el fin de semana del 16 y 17 de enero, además del aislamiento sectorizado en las localidades del sur.

De esa forma, loas localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Usme, Rafael Uribe y Puente Aranda se añadieron al circuito de cuarentenas. Posteriormente se agregaría también a Tunjuelito. Al cerrarse ese fin de semana, la ciudad registró 567.681 casos de coronavirus (50.064 de esos activos), así como unas UCI al 92,1 % y 11.467 fallecidos por el virus.

La semana anterior, pasados los 15 días de las fiestas de fin de año que se considera como el último evento que habría generado el disparo de contagios, las cifras empezaron a disminuir. Para el viernes 22 de enero, antes del nuevo confinamiento general que rigió el pasado fin de semana, la capital reportaba 589.824 casos de coronavirus, 47.730 activos, y una ocupación de camas UCI del 91,7 %. Hasta entonces había también 11.934 muertos por la enfermedad.

>LEA: La cuarentena sigue siendo la primera opción: se alarga el toque de queda en Bogotá

Este fin de semana, a pesar de las restricciones, las cifras no fueron las mejores. Bogotá superó la barrera de 12.000 muertes, llegando a 12.003. En cuanto a la ocupación de las UCI, se registra una ocupación del 92,9 % en las camas destinadas a pacientes de COVID-19, es decir que hay 1.879 camas ocupadas de 2.023 disponibles para atender a los pacientes de dicha enfermedad.

Respecto a los casos, en la capital ya se han contagiado de coronavirus 591.719 personas. Hay 50.686 casos activos, que si bien son menos que los 67.626 casos que se registraron durante el primer pico de la pandemia, en esta ocasión los pacientes han estado más graves.

De forma sectorizada, Suba, con 81.043 casos (5.946 activos), es la localidad con más casos registrados. El escalafón de las cinco localidades más afectadas lo completa Kennedy, con 72.721 registros (4.827 activos); Engativá, 61.773 (4.413 activos); Bosa, con 42.029 (2.523 activos), y Usaquén, donde se han dado 38.256 contagios (2.823 activos).

Con estas cifras se evaluará en el comité epidemiológico, que se llevará a cabo desde las 2:00 p.m. de este lunes, la posibilidad de aplicar otras medidas similares a las que se han venido decretando desde que inició el año. Como evidencian los números, a pesar de las restricciones las cifras no ceden. Sin embargo, aún la ciudad no ha llegado al tope de su ocupación hospitalaria, que es el mayor temor y en últimas la razón para decretar estas medidas.

Síguenos en Google Noticias