Publicidad

Corte de cuentas desde el Concejo de Bogotá al primer año de Claudia López

Cabildantes de todas las bancadas evaluaron el primer año de mandato de la alcaldesa de Bogotá, resaltaron los pendientes y señalaron los retos para el año nuevo. Entre lo bueno: la atención de la pandemia. Lo pendiente: la reactivación económica y la seguridad.

Redacción Bogotá
02 de enero de 2021 - 09:00 p. m.
Concejo de Bogotá -Plan de Ordenamiento Territorial (POT)
Concejo de Bogotá -Plan de Ordenamiento Territorial (POT)
Foto: Cristian Garavito / El Espectador

Fue un año difícil, que cambió las prioridades de todo el mundo. Y en materia de gobierno no fue la excepción. Eso lo sabe bien la alcaldesa Claudia López, quien se vio obligada a ajustar sus planes y la mirada con la que llegó al Palacio Liévano. La pandemia la puso a prueba. Como es habitual en los momentos de coyuntura, hay aciertos, desaciertos, tareas pendientes y retos para el año nuevo.

Y para hacer un corte de cuentas de su primer año de mandato, El Espectador consultó a concejales de todas las bancadas, quienes hicieron su balance sobre la gestión. De acuerdo con sus opiniones, entre lo bueno se destacan las decisiones urgentes alrededor de la pandemia y la atención de los ciudadanos más vulnerables. De lo malo coincidieron en los problemas de inseguridad y los incumplimientos de algunas promesas de campaña. Lo pendiente, y que será reto para 2021, es la reactivación económica.

Carlos Fernando Galán (Bogotá para la Gente)

Hay que reconocer que el liderazgo de la alcaldesa ha sido decisivo en momentos críticos: actuó rápido con la cuarentena en marzo y estuvo al frente de la respuesta a los hechos violentos de septiembre. Sin embargo, el principal lunar de su primer año ha tenido que ver con la falta de coherencia y con algunas iniciativas engañosas, como la de hacer un Transmilenio a medias por la Carrera 7ma, cambiándole el nombre, el tamaño y el color a los buses. Para el 2021 la prioridad debe ser enfrentar de manera efectiva el grave deterioro de la seguridad. También temas asociados a la pandemia como garantizar que la vacuna llegue a las personas más vulnerables, la reactivación económica, la normalización de las clases en los colegios y la reducción de la pobreza. También un tema de ciudad en el que la administración está muy quedada y es prioritario: el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Manuel Sarmiento (Polo Democrático)

Claudia López acertó en la respuesta a la pandemia con decisiones como promover la cuarentena general, focalizar medidas en las zonas de mayor contagio y masificar las pruebas diagnósticas. El gobierno distrital también dio un giro muy positivo al diseñar una estrategia territorial de política social que no se limitara a los puntajes del Sisbén. El Plan de Desarrollo fue un acierto, porque en términos generales representa un cambio frente al modelo de Enrique Peñalosa con iniciativas como el operador público para Transmilenio, el Sistema Distrital de Cuidado y la formalización laboral en el sector salud, a lo que se suman decisiones como desistir de urbanizar la Reserva Van der Hammen y derogar el proyecto de Alameda Entreparques. Los errores están en decisiones que son contrarias a los compromisos de campaña como las troncales de la Av. 68 y de la carrera Séptima. Los principales desafíos del 2021 serán la recuperación de la crisis social y económica y el trámite del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Gloria Díaz (Partido Conservador)

Al inicio de la pandemia se mostró líder, con decisiones informadas y contundentes. Le apostó a garantizar ingreso mínimo a los más vulnerables, a crear el Sistema de Cuidado y planteó la transversalización del enfoque de género en el Plan de Desarrollo. Pero su credibilidad se ha desdibujado por incoherencia entre lo que dice y hace, poniendo en marcha obras que criticó en campaña o haciendo reuniones masivas en pandemia; débiles respuestas en seguridad, minimizando la realidad argumentando “percepción”, y comparando años incomparables, además de su constante controversia con el Gobierno Nacional. En 2021 será prioritaria la reactivación social y económica, fortalecer el sistema de salud para el programa de vacunación contra el Covid-19, y promover la atención a la salud mental; implementar estrategias como Bogotá Productiva 24 Horas, que generen empleo, y brindar soluciones de movilidad inclusivas y sostenibles. Debemos seguir cerrando las brechas digitales, educativas, de género, laborales, sociales y económicas que evidenció la pandemia.

Fabián Puentes (Partido MIRA)

Pese a las dificultades por la pandemia, buscó equilibrar la protección a la salud, con decisiones soportadas y oportunas. También se ejecutaron estrategias importantes para la reactivación económica, así como el acompañamiento a familias de bajo recursos con alimentación, bonos económicos, de arriendo, programas que siguen siendo el soporte de muchas familias. Creo clave seguir trabajando en una gestión pública que genere valor a los servicios que da el Estado, con participación abierta, transparente y participativa, con un impacto a mediano y largo plazo. Y, por supuesto, no bajar la guardia frente al impulso que debemos darle a Bogotá para su reactivación económica. Todo esto hace parte integral del trabajo articulado y estratégico. Hay otros temas que se deben seguir apoyando como la integración regional, que sobrepasa temas comerciales, aporta a mejorar las condiciones económicas y tiene un impacto social importante frente a la equidad y la cohesión social en términos de desigualdades, acceso a posibilidades de desarrollo a escala de las personas.

Yefer Vega (Cambio Radical)

Fue un año atípico sobre el cual es difícil hacer comparaciones. Destaco la continuidad de planes estratégicos del cuatrienio anterior, como la primera fase de la línea del Metro, el inicio de estudios y diseños de la segunda fase y la continuación del transporte masivo por las avenidas 68 y Ciudad de Cali. Así mismo, resalto la puesta en marcha del Sistema Distrital de Cuidado, que busca disminuir la excesiva carga de trabajo de cuidado no remunerado, especialmente en las mujeres y la estrategia territorial que viene haciendo la Secretaría de Integración Social. Por otro lado, el principal problema ha sido la baja capacidad de reacción de la administración frente a la ola de inseguridad que está azotando a la ciudad, y su mala relación y conflicto constante con el Gobierno Nacional y con la Policía. Otro problema es que, siendo la bicicleta el medio de transporte más conveniente para esta época, solo se ejecutó el 5% de los proyectos destinados a construcción de ciclorrutas y cicloparqueaderos. Además, faltó más apoyo a las pequeñas y medianas empresas afectadas por la crisis económica. Respecto al 2021, el mayor reto es lograr la reactivación económica y social, a través de la agilización de las obras de infraestructura -incluyendo las relacionadas con vías y parqueaderos para bicicleta-, y la implementación de estrategias como Bogotá 24 horas, generando más empleo, pero, considerando siempre el equilibrio entre esa reactivación y el cuidado frente a una pandemia que no ha terminado.

María Fernanda Rojas (Alianza Verde)

Pese al difícil año, la administración distrital avanzó en diferentes temas como el traslado de $1,1 billones para apoyos económicos dentro del programa Bogotá Solidaria en Casa. Con apoyo del Concejo aprobó descuentos en el ICA hasta del 25% y exenciones de predial a actividades comerciales culturales, educativas y empresas con 4 años de antigüedad, afectadas. Otros logros importantes son el Sistema Distrital de Cuidado, el operador público, la agencia analítica de datos, la agencia de ciencia y educación superior, se desempolvó el cable de San Cristóbal y se han construido 80 km aprox. de bici-carriles. Retos de la alcaldesa: debe enfrentar la crisis financiera del SITP, ya que lo recibió en pésimo estado, con un déficit proyectado en más de un billón de pesos, por lo cual debe tomar medidas para evitar alza del pasaje. La prioridad del próximo año estará en la reactivación económica, la inversión social y sacar en los mejores términos grandes obras de infraestructura que generen empleo.

Sara Castellanos (Partido Liberal)

De las cosas buenas que resalto es el programa Reto a la U, en dónde 8.000 “ninis” se vincularon a la oferta educativa de la ciudad. Sin embargo, este Gobierno se ha destacado por priorizar la popularidad, por encima de la planeación y la seguridad. Queda pendiente, el listado de promesas que hizo la Alcaldesa y hasta el momento no ha cumplido, como congelar la tarifa de servicios públicos o su promesa de ser una Administradora eficiente, pero hoy Bogotá cierra el año con el aumento en algunos impuestos y endeudada. Definitivamente la prioridad no debe ser salir en los noticieros. La prioridad debe ser cumplir con la promesa de que íbamos a vivir en una ‘Bogotá Sin Miedo’. Al menos 200 personas son víctimas de hurto cada día, por esto es urgente que Claudia López cumpla con su promesa de ser la jefe de la Policía, que pondría a temblar a los delincuentes.

Susana Muhammad (Colombia Humana)

El balance de este año es regular, por los mensajes contradictorios de la Alcaldía. Estuvo bien el liderazgo inicial frente a la pandemia, asegurar matrícula cero en la U. Distrital y la apuesta de una agenda social para las mujeres. Estuvo mal los 10,000 muertos que deja la pandemia en Bogotá por no montar un sistema público preventivo en salud; la omisión de reacción en la masacre de jóvenes a manos de la Policía el 9 de septiembre; incumplir promesas de campaña como no Transmilenio por la 7ª, la 68 y la calle 13; no detener obras en los humedales Jaboque y Tibabuyes, y una política de seguridad reactiva, estigmatizante y punitiva sin enfoque de derechos humanos. Quedó pendiente un giro más radical del Plan de Desarrollo para la complejidad socio-económica de la ciudad. Aquí siguen obras de infraestructura intocables con inversiones multimillonarias, mientras el desempleo se dobló y 24 % de la población dice haber pasado hambre desde la pandemia. Entre las prioridades para 2021 debe estar extender la malla social ampliamente, si no, las condiciones socio-económicas van a empeorar y la seguridad se va a agravar. Control epidemiológico de la pandemia, que permite la reactivación económica, incluyendo estar listos para la vacuna.

Rubén Torrado (Partido de la U)

La gestión de la alcaldesa ha sido buena, en términos generales. Me parece que tomó decisiones difíciles, pero oportunas. Entre lo bueno ha estado preparar y ampliar el sistema de salud; fortalecer la política social con el sistema de Bogotá Solidaria en casa, y continuar obras estratégicas que dejó la administración anterior. Ahora, si miramos lo que ha hecho mal, me concentraría en un aspecto que me parece que debe corregirse: esta administración ha demostrado una enorme incapacidad para asumir responsabilidades. Eso contribuye a la popularidad de la alcaldesa, pero le hace mal a la democracia tener líderes que no asumen errores y que siempre encuentran culpables en otros lados. Y sobre lo que quedó pendiente, para mí hay dos temas fundamentales: 1) cultura ciudadana, completamente desdibujada en la ciudad y 2) seguridad, que ha mostrado un deterioro considerable. Por último, creo que las prioridades para el próximo año deben ser reactivar económicamente a la ciudad y empezar los grandes proyectos para los que le han sido autorizados recursos a la administración.

Humberto Amín (Centro Democrático)

La gestión en el 2020 de la alcaldesa deja resultados lamentables. Vemos como la mandataria parece seguir en campaña persiguiendo a los medios, criticando al gobierno nacional, siendo incoherente con ella misma y hasta opinando sobre las elecciones en Estados Unidos, desentendiendo su labor con pocos resultados de gran impacto. A la fecha, no le conocemos ningún plan de gran envergadura, pero sí se le ve inaugurando alegremente proyectos de administraciones pasadas, a las que tanto criticó. El manejo de la pandemia ha sido deficiente en cuanto al manejo de la economía, donde vemos una caída en el PIB de la ciudad de cerca del 9% y un desempleo que ronda el 20%, sin mencionar el fracaso en el elefante blanco que se montó en Corferias. Sin duda alguna, la prioridad para 2021 debe ser la reactivación económica, apoyar la generación de empleo mediante un trabajo mancomunado con el tejido empresarial de la ciudad y favorecer el clima de inversión de la ciudad. Debemos volver más atractiva a Bogotá para la llegada de capital.

Emel Rojas Castillo (Colombia Justa Libres)

El primer año fue sin dudas un tiempo de atención primaria y urgente del Covid-19. La Administración se enfrentó a una pandemia que cambió la realidad, las dinámicas y la forma de abordar las problemáticas de Bogotá. Sin duda los mayores aciertos pasan por la estructuración de la información del programa Bogotá Solidaria en Casa, hay muchos temas ahí, pero esa base de datos fue un gran acierto. También los recursos destinados a la gratuidad de la Universidad Distrital y la rápida adaptación del sistema educativo Distrital. Las grandes falencias sin duda están en seguridad, la cultura y los vendedores informales. Creo que el mayor error del gobierno Distrital es comparar las cifras de delitos de 2020 con las de 2019, cuando la realidad es distinta creando una falsa seguridad. Además, la Alcaldesa no ha querido reconocer el gran problema que tenemos. La cultura ciudadana, más allá de algunas campañas, es inexistente y la falta de ayudas, organización y política de los vendedores informales es un gran problema. Queda pendiente la definición de grandes obras, como el corredor verde de la séptima, el POT y la definición de las segunda línea del metro a Suba y Engativá. Las prioridades para 2021 pasan por la sostenibilidad del sistema de transporte, la redefinición de las tarifas de Transmilenio y SITP, y obviamente que la Administración fije un rumbo real sobre la seguridad en Bogotá.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar