Publicidad
5 Dec 2020 - 2:03 a. m.

Cuatro años del feminicidio de Yuliana Samboní: 10 artículos para honrar su memoria

Un 4 de diciembre de 2016, Rafael Uribe Noguera secuestró, abusó y asesinó a Yuliana Samboní, de apenas siete años de edad. Para entender el caso y su desenlace le traemos esta recopilación de artículos, en los que se precisó cómo ocurrieron los hechos, el proceso judicial del autor del crimen y el papel que jugaron los hermanos Uribe Noguera, entre otros detalles del caso.
Rafael Uribe Noguera fue condenado a 58 años de prisión por el crimen.
Rafael Uribe Noguera fue condenado a 58 años de prisión por el crimen.
Foto: MAURICIO ALVARADO

En la tarde del 4 de diciembre de 2016, Yuliana Andrea Samboní desapareció. La niña estaba jugando frente a su casa en el barrio Bosque Calderón, en Chapinero, cuando -según determinó el Gaula- fue raptada en una camioneta gris. Era un domingo, y hacia las 9:00 p.m. la Policía recibió la denuncia de la desaparición. Luego de revisar las cámaras de seguridad del sector, hacia las 7:30 p.m. del domingo, el equipo antisecuestro dio con el paradero del carro, en un conjunto residencial del barrio El Chicó. Cuando subieron hasta el apartamento que le correspondía al vehículo, en el edificio Equus66, encontraron el cuerpo de la pequeña sin vida y con signos de violencia. Se cumplen cuatro años del hecho y por esto traemos esta recopilación de 10 artículos y dos videos con los que se cubrió el terrible crimen y su desenlace.

Detalles de la acusación contra Rafael Uribe Noguera

A las 11:00 de la mañana del 4 de diciembre, dos horas después de haber secuestrado a la pequeña Yuliana Samboní, Rafael Uribe Noguera pidió a domicilio un encendedor, cigarrillos y un tarro de aceite de cocina. Él mismo recibió el encargo. A las 7:00 de la noche las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de la pequeña oculto entre el sistema eléctrico del jacuzzi que tenía empotrado Uribe Noguera en el apartamento 603, del edificio Equus66. Dos días después Medicina Legal determinó que el cadáver había sido lavado con aceite, lo que configuraría un intento por borrar las huellas del abuso y la tortura que sufrió la niña.

¿Quién es Rafael Uribe Noguera, condenado por el feminicidio de Yuliana Samboní?

Rafael Uribe Noguera, de 38 años, es miembro de una prestante familia capitalina. Bachiller del Gimnasio Moderno (1996), donde lo recuerdan por haber sido jefe de la banda de guerra, y arquitecto de la Universidad Javeriana (2003), donde algunos mencionan que tuvo líos por el posible plagio de su tesis. Cuando cometió el atroz crimen trabajaba en la empresa familiar Lascaux construcciones SAS. Noguera vivía en un apartamento de Chapinero Alto, pero tenía acceso a otro apartamento de la familia, donde encontraron el cadáver de Yuliana Samboní. Según las evidencias, el arquitecto había visitado el barrio Bosque Calderón en tres ocasiones para intentar llevarse a la niña, e incluso le ofreció dinero a ella y a otra menor para que se subieran al carro.

“¡Asesino!... ¡Asesino!... ¡Asesino!”

Así gritaban los ciudadanos indignados por el crimen de Yuliana Samboní cuando el arquitecto era trasladado a los juzgados de Paloquemao, para la audiencia de imputación. Será procesado por feminicidio agravado, secuestro simple, acceso carnal violento y tortura.

Viaje a la tierra y al alma de la familia Samboní

Al recorrer la tierra donde nació Yuliana Samboní, la menor que fue violada y asesinada en Bogotá por Rafael Uribe Noguera, se entienden las violencias de este país. Los campesinos tienen muchos sueños; el principal: librarse de los cultivos de amapola con quinua por la que, dicen, no reciben precios justos.

Liliana Bernal, la jueza que condenó a Rafael Uribe por feminicidio de Yuliana Samboní

El miércoles 29 de marzo de 2017 el foco de la opinión pública estaba en el Juzgado 35 Penal del circuito con funciones de conocimiento de Bogotá, o más bien, en su jueza Liliana Patricia Bernal Moreno, quien tenía en sus manos una trascendental decisión. La noche anterior ella no se desveló. Estaba serena, con una sentencia de 37 páginas lista para ser leída, pero consciente de que su impacto se multiplicaría. Así que quería aprovechar la atención del país para visibilizar a las 15.082 denunciantes de violencia sexual y a las 122 víctimas de feminicidio que, junto a la niña Samboní, integraron en 2016 una larga lista de dolor.

“Francisco me dijo que me odiaba y que iba a morir en la cárcel”: Rafael Uribe Noguera

El confeso asesino de la pequeña Yuliana Samboní compareció como testigo en desarrollo del proceso contra sus hermanos, Francisco y Catalina Uribe Noguera. Si bien la audiencia fue a puerta cerrada, el audio del testimonio se hizo público. En este detalló cómo fue increpado por sus hermanos en la tarde del 4 de diciembre de 2016, horas después de raptar, violar y asesinar a la pequeña, por lo que purga una pena de 58 años de prisión: “Siento angustia, y al presentir que iban a llegar mis hermanos, escondo el cuerpo de Yuliana. No recuerdo el orden, pero cojo su ropa y la escondo en la cisterna del baño principal. Después no sé exactamente lo que hice”.

Clínica Navarra, ¿al banquillo?

Una columna de opinión en este diario desató una discusión entre el escritor Julio César Londoño y el centro médico donde fue atendido el asesino de la menor Yuliana Samboní. El 9 de diciembre de 2016, cinco días después de que el país conociera el aberrante caso de Yuliana Samboní, la menor de siete años que fue secuestrada, violada y estrangulada por el arquitecto Rafael Uribe Noguera en Bogotá, el columnista de este diario Julio César Londoño escribió en su columna de opinión llamada “Voy a violarte, baby”, sobre las “colaboraciones” que pudo haber recibido el victimario para dilatar más el proceso judicial, tanto de sus hermanos Catalina y Federico, como de la Clínica Vascular Navarra, donde fue atendido e internado por una isquemia cardíaca originada por el consumo excesivo de drogas. En su momento, Londoño aseguró que “la clínica incurrió en una práctica criminal de complicidad por encubrimiento al proporcionarle al asesino excusas conducentes a impedir su captura y coartadas para atenuar su responsabilidad”.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias