18 Jul 2017 - 4:00 p. m.

De 42 CAI Móviles en Bogotá apenas nueve están en funcionamiento

El concejal Julio César Acosta señaló que, pese a que estos equipos costaron al menos $5.000 millones, la mayoría está fuera de servicio o en mantenimiento. Los que sirven, además, estarían funcionando como celdas transitorias.

Redacción Bogotá

Aunque originalmente están ideados como dispositivos para reducir la percepción de inseguridad y fortalecer la presencia de las autoridades, los CAI Móviles de la Policía en Bogotá se estarían utilizando como calabozos o sitios de reclusión transitoria debido a la crisis carcelaria.

La denuncia la formuló este martes el concejal Julio César Acosta (Cambio Radical), quien reveló además que, pese a que estos equipos demandaron recursos por $5.000 millones, de los 42 que hay en la ciudad apenas nueve están en funcionamiento. La misma institución, al responder un derecho de petición, confirmó la situación y detalló que la mayor parte de los CAI Móviles están fuera de servicio, en mantenimiento o a la espera de reintegro.

“Está situación deja desprotegidas algunas zonas y parques de la ciudad donde los CAI Móviles brindan apoyo en seguridad. Estos vehículos no están acondicionados para ser calabozos, lo que puede ocasionar fugas y riesgo para los ciudadanos en los entornos cerca de estaciones como la de Kennedy”, manifestó el cabildante.

Al responder por la reclusión de una persona en uno de estos dispositivos, la Policía –en cabeza del teniente coronel Óscar Barón, comandante de la institución en la localidad de Kennedy– explicó que se trató de una mujer que, tras ser cobijada con medida de aseguramiento en una cárcel y mientras se realizaban los trámites, permaneció en un CAI Móvil dado que no podía compartir celdas con hombres.

“Esta persona estuvo en las instalaciones temporalmente mientras se lograba ubicar un cupo para su ubicación, ya que fue objeto de una medida intramural por parte de un juez. Durante algunas horas, mientras se hacía el trámite de la consecución del cupo, esta persona permaneció en las instalaciones por dignidad de ella misma. Al ser mujer, no podía estar mezclada con hombres, por eso se ubicó en un lugar aparte de forma transitoria”, argumentó el uniformado.

El concejal Acosta elevó un llamado a la Secretaría de Seguridad de Bogotá para que, de forma inmediata, se realice el mantenimiento a los 33 CAI Móviles que están fuera de servicio. “(Necesitamos) que regresen lo más pronto posible a apoyar el patrullaje en las calles y solicitamos al INPEC que reciba prontamente a las personas que están en estas celdas temporales que no brindan seguridad ni condiciones adecuadas a las personas privadas de su libertad”.

Comparte: