Publicidad
10 Aug 2021 - 10:04 p. m.

Desde el Concejo alertan que nuevo POT fomentaría la hiper densificación de Bogotá

El concejal Carlos Carrillo indicó que los planes de renovación no garantizarían espacio público suficiente por habitante y cuadriplicaría la densidad de algunas zonas, como las aledañas al metro.
Carrillo dice que solo se garantizarían dos metros cuadrados espacio público por habitante, muy por debajo de los seis metros cuadrados que tiene como objetivo el POT.
Carrillo dice que solo se garantizarían dos metros cuadrados espacio público por habitante, muy por debajo de los seis metros cuadrados que tiene como objetivo el POT.
Foto: Carlos Rosas - Mauricio Alvarado Lozada

El Concejo de Bogotá se prepara para la discusión del proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial que la alcaldesa Claudia López aseguró que llevará el primero de septiembre al cabildo, por lo que desde ya diferentes políticos se han referido a los puntos claves alrededor de este.

Conozca más del POT y de las propuestas que son debatidas en el Concejo en Lo que debe saber del POT de Bogotá

Al respecto, el concejal Carlos Carrillo (Polo) advirtió que la norma urbanística planteada es “una invitación clara a la demolición e hiper-densificación de una gran parte de la ciudad”. Según él, porque solo garantiza dos metros cuadrados de espacio público, lo que estaría por debajo de los estándares internacionales y porque se plantea la renovación en el 18,6% del suelo urbano en zonas específicas como los corredores del metro y la localidades de Teusaquillo, Barrios Unidos, Los Mártires y Puente Aranda.

“La Renovación Urbana es un instrumento necesario, pero como lo plantea el POT es un desarrollo desaforado que cuadruplicará la densidad existente en la ciudad. El aumento de la edificabilidad en estos sectores no se acompaña de la generación de suficiente espacio público mediante las obligaciones que debe cumplir el constructor”, indicó el cabildante.

Le puede interesar: ¿Qué es el POT?

Sumado a esto, indicó que estas condiciones no tendrían en cuenta el contexto de la pandemia y la necesidad de evitar las aglomeraciones, ”y aún menos las características e identidades urbanas, sociales y culturales de los barrios afectados; la escala local de la ciudad”.

Al respecto, Carlos Roberto Pombo, especialista en Planeamiento Urbano y Regional, señala que las normas de consolidación y renovación permiten alturas importantes siempre y cuando se den algunas cargas en espacio público de las que siempre se quejan los constructores, pero que terminan pagando los compradores finales.

Lea: Así se dividirán las nuevas localidades en Bogotá ¿Dónde quedará su barrio?

“Ya vimos el ejemplo del decreto 562 de Petro, de la que señalaron que tenía cargas insostenibles, pero terminaron haciendo unos ponqués altísimos, dispersos por la ciudad, en zonas donde la demanda de Transmilenio no la satisfacía la oferta”, indicó Pombo.

Por otro lado, Pombo señaló que densificar no está mal, pero le preocupa es que la administración no estaría siendo clara con la expectativa de crecimiento de la ciudad en los próximos años. “Una muestra de ello es que se acogen a las proyecciones del DANE de $1,4 millones de viviendas nuevas, pero ellos dicen que solo van a lograr construir 570.000, mientras que en el documento presentado a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) hablan de 750.000″.

Por último señaló que es importante entender e incluir las condiciones que deja la pandemia para la ciudad. “No sabemos a qué le apuestan y eso es delicado, porque es importante saber la demanda efectiva, sobre variables como quiénes sí pueden adquirir vivienda y de qué tipo. No se puede desaprovechar ver la ciudad con los impactos de la pandemia″.

El Plan de Ordenamiento Territorial es un instrumento de organización urbana vigente por 12 años. Aunque las últimas dos administraciones han llevado al Concejo sus proyectos, estos han sido negados, por ello la administración de Claudia López prometió su aprobación en el primer año de mandato, pero debido a las condiciones de la pandemia se tuvieron que retrasar los planes.

Por ahora el proyecto está en manos del Consejo Territorial de Planeación Distrital (CTPD), que en los próximos días deberá entregar un concepto sobre el proyecto, que no será vinculante para la administración, pero sí necesario para radicarlo en el Concejo, que tendrá 90 días para determinar si lo aprueba o no.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias