Bogotá

23 Jul 2020 - 12:16 p. m.

Distrito realizará reajustes a horno crematorio en Fontibón, tras denuncias ciudadanas

La preocupación de los habitantes de la zona es que, según denuncian, las emisiones de humo negro que genera este horno son gigantescas, y afectan a alrededor de 1.500 viviendas de los barrios aledaños.

Por medio de inspecciones técnicas realizadas por la Secretaría de Ambiente en la Fundación Jardín Cementerio Fontibón, el Distrito identificó algunas fallas en las prácticas de operación del horno crematorio del lugar, que serían la fuente de las grandes emisiones de humo negro, y que han generado preocupación entre los habitantes de la zona.

>>>Contexto: Hornos crematorios estarían afectando la salud de habitantes de la localidad de Fontibón

Durante la visita de control, se determinó que se debe hacer un reajuste para garantizar las condiciones óptimas, como contar con el personal idóneo para la operación del horno y rediseñar el plan de contingencia para que puedan atender de forma correcta los episodios de humo negro. Para este fin, la administración del cementerio contrató una firma consultora para evaluar las dificultades operacionales que se han venido presentando y corregir estos eventos en el corto plazo. Asimismo, se presentaron los nuevos operarios que tendrán que estar capacitados y demostrar la idoneidad necesaria para que puedan volver a operar de manera adecuada al horno.

“Escuchamos a la ciudadanía, entendemos sus preocupaciones y por eso realizamos esta segunda visita técnica. Estuvimos las secretarías de Ambiente, Gobierno, Salud y la Alcaldía Local evaluando la operación del horno y la relación con la comunidad. El horno ha pasado las pruebas isocinéticas y tiene los permisos de emisiones de la autoridad ambiental. Sin embargo, el incremento acelerado en el uso de la cremación ha hecho que el horno sea manejado sin respetar los aspectos técnicos”, explicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

>>>Le puede interesar: Familias dudan que sus parientes hayan muerto por COVID-19

Por otro lado, aclaró que es posible que en los próximos días se presenten nuevos episodios de humo debido a las pruebas que se tienen que realizar para ajustar, calibrar y garantizar una adecuada operación. Pero dando un parte de tranquilidad, aseguró que estos procesos estarán vigilados por las secretarías de Ambiente y Salud para garantizar las condiciones ambientales y sanitarias en el sector. Una vez surtidas las pruebas, se espera que no se vuelvan a presentar episodios de humo negro en esta zona de la ciudad. 

Durante estos día, el cementerio deberá entregar el plan de acción y choque, además de demostrar los ajustes en la operación y la idoneidad de las personas que prestan el servicio de cremación. De volverse a presentar escenarios con humo negro, podrían ser objetos de sanciones por parte de la autoridad ambiental.

En una primera visita técnica, la entidad indicó que se habían presentado al menos dos episodios, relacionados con cuerpos cuyas cremaciones exigieron un proceso de mayor tiempo. Por ejemplo, los administradores del cementerio explicaron que el pasado viernes 17 de julio se presentó un inconveniente con un cuerpo que superaba los 100 kilográmos. Tras las indagaciones del Distrito, se determinó además que en el horno crematorio se han presentado cambios “inadecuados” en la temperatura.

Pese a la preocupación de la comunidad, el Distrito hizo un llamado para que no tome las vías de hecho y confíen en los resultados de las visitas técnicas, que arrojarán los diagnósticos que permitirán implementar y definir el plan de trabajo para mejorar las condiciones de operación en medio de la emergencia sanitaria, que demanda una amplia disponibilidad de hornos crematorios en Bogotá.

Por otra parte, la entidad ambiental aclaró que la cremación como destino final de cuerpos de pacientes con sospecha o que tuvieron COVID-19 es el medio de preferencia, ya que no representa ningún riesgo para las personas que habitan cerca de los hornos crematorios.

“En Bogotá estos procedimientos se están realizando de acuerdo con los lineamientos y guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el caso de Colombia, del Ministerio de Salud y Protección Social. Además, los procesos de cremación en Bogotá se realizan a una temperatura que garantiza el control de cualquier agente patógeno o virus”, agregó la secretaria de Ambiente.

Actualmente, en la ciudad hay 13 hornos, seis los opera el Distrito (Uaesp) y siete son operados por cuatro empresas privadas. Todos están en funcionamiento y según la administración, todos están siendo objeto de seguimiento y control por parte de las Secretarías de Ambiente, Salud y la Uaesp.

Los hornos de los cementarios públicos se distribuyen así: tres en el Cementerio del Norte, dos en el Cementerio del Sur, uno en el Cementerio Serafín (habilitado por la Alcaldía para atender casos de fallecidos por COVID-19). Por otra parte, los hornos de los cementerios privados se distribuyen así: dos en Jardínes del Apogeo, dos en Jardines del Recuerdo, dos en Jardines de Paz y uno de la Diócesis de Fontibón. Este último está rodeado de casi 1.500 viviendas de los barrios La Giralda, Versalles, La Cabaña y Cambulos, entre otros.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X