Bogotá

7 Nov 2014 - 1:52 p. m.

El debate por el control para motos

En 2025 habría 14,6 millones de motocicletas en Bogotá y 5,6 millones de automóviles, de acuerdo con el ingreso anual por persona.

Redacción Bogotá

La cifra surgió en el marco del proyecto Bogotá 21. Y aunque algunos consideren que es exagerada, lo cierto es que el aumento de motos se está acelerando y también los accidentes relacionados con estos vehículos, por lo que la administración busca políticas de control al respecto.

El alcalde Gustavo Petro negó ayer que el Distrito contemple establecer Pico y Placa para las motos. “Medidas de restricción como el Pico y Placa no se evalúan, considerando que por las características de las motos, no tendrían beneficios”, aclaró la Secretaría de Movilidad.

Ante los trancones que a diario vive la ciudad y con las facilidades que abundan para comprar una moto, los ciudadanos de estratos 1, 2 y 3 son quienes más recurren a esta opción para movilizarse. Mientras en 2011 había 274 mil motos en la ciudad, este año ya se cuentan más de 402 mil, según los datos oficiales del Distrito. “El altísimo incremento de las motocicletas no es solo un problema de la ciudad o del país, es de toda la región. Estamos evaluando cómo generar una normatividad especial para el uso de las motocicletas, que se convierta en política pública”, explicó ayer la Secretaría de Movilidad.

A la entidad distrital también le preocupa la seguridad vial relacionada con las motos. Según sus estadísticas, los motociclistas eran hasta el año pasado el tercer actor vial con mayores índices de accidentalidad, y este año pasaron al segundo lugar.

La Secretaría también señaló que en Colombia las motos de menos de 125 cc no pagan impuestos y que estos vehículos en general tampoco pagan peajes. “Estamos analizando varias medidas de política, regulación y control, que permitan disminuir la problemática por el incremento de motocicletas”. Y aunque la entidad no se atreve a decir aún qué medidas concretas son, en agosto pasado este diario contó que en el proyecto de cobros por congestión también se incluye la opción de cobrar a motos y taxis por circular en ciertas zonas de la ciudad, además de los carros particulares.

La ANDI asegura que imponer Pico y Placa a las motocicletas y cobro de peajes no sería consecuente con el impacto en la movilidad y en la infraestructura. “En cuanto al deterioro de la malla vial, la congestión y la contaminación, el impacto de la motocicleta es menor que el del resto de los vehículos”.

Sin embargo, analistas del transporte, como Juan Pablo Bocarejo, Carlos Pardo y Gregor Wessels, en su libro Bogotá 21, reiteraron que “sólo un sistema de transporte público atractivo, complementado con la aplicación de cobros por congestión, será capaz de evitar que los pasajeros de transporte público de hoy se conviertan en usuarios de motocicletas y de automóviles privados mañana”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X