2 May 2016 - 3:11 a. m.

El Transmilenio que dejaría Peñalosa

Más allá del metro y de mejorar algunas avenidas, el sistema sigue siendo prioridad para el alcalde, y así lo demuestra en su Plan de Desarrollo.

Alexánder Marín Correa

En la segunda administración de Enrique Peñalosa, el 49 % de los recursos que planea invertir en su mandato irán a la movilidad. Y aunque en ese porcentaje se incluye la plata del metro (que espera dejar avanzado en el 30 %) y la que invertirá en mejorar algunas vías, una de sus apuestas fuertes será ampliar la red de Transmilenio. Nuevas troncales, extensión de otras, ampliación de portales y de patios para buses del Sistema Integrado de Transporte hacen parte del largo listado de obras priorizadas por esta administración.

La meta es ambiciosa: ampliar la red de Transmilenio de 113 a 170 kilómetros y reconfigurar 8 kilómetros de troncales. En el listado de obras proyectadas aparecen al menos seis troncales, la extensión o ampliación de otras tres, mejorar los patios de los buses y construir algunas interconexiones, que mejorarán el tránsito y las rutas de los articulados. La meta es mejorar el nivel de satisfacción de los usuarios al menos en 30 %.

Según el Plan de Desarrollo, también habrá plata para obras en vías arterias, intermedias y locales, con el fin de “resolver las condiciones generales de movilidad, conexión y accesibilidad en la ciudad”, dice el documento. Allí se priorizan 24 obras en avenidas como Alsacia, José Celestino Mutis, Tintal, Bosa y Boyacá, entre otras. La idea es construir 30 kilómetros de carril de infraestructura vial, mejorar 750 kilómetros de carril de conservación y construir 120 kilómetros nuevos de ciclorruta, “para aumentar al 50 % las vías completas en buen estado”.

A esto se suma el impulso que dará a las obras para mejorar el ingreso a la ciudad, como la ampliación de la Autopista Norte (hasta la calle 170), la ALO en el sur de la ciudad (desde Chusacá), el ingreso por la calle 13 (hasta la NQS) y el que hay por la carrera Séptima (hasta la calle 170).

Aunque en el presupuesto hay partidas para gran parte de las obras, vale aclarar que hay otras que, si bien son prioridad (como la vía a La Calera), su desarrollo está condicionado a conseguir nuevas fuentes de financiación, como asociaciones público-privadas (APP), valorización, nuevo cupo de endeudamiento, derechos de edificabilidad, entre otros aspectos. Estas son algunas de las obras de movilidad prioritarias en el Plan de Desarrollo de Enrique Peñalosa.

Comparte:
X