Ad
29 Oct 2020 - 12:28 a. m.

En Bogotá, más de 66.500 empresas dejaron de renovar su matrícula mercantil

A pesar de esta cifra, la pandemia no detuvo la creación de empresas en Bogotá, ya que, con corte a septiembre, se han creado 57.482.
la tasa de supervivencia de emprendimientos en Bogotá es del 64 % para el primer año y del 36,5 % para los cinco años después de la creación.
la tasa de supervivencia de emprendimientos en Bogotá es del 64 % para el primer año y del 36,5 % para los cinco años después de la creación.
Foto: Getty Images

A  pesar del complejo panorama económico que atraviesa el mundo por el COVID-19, el cual en Bogotá llevó a que 66.500 negocios cerraran o dejaran de renovar su matrícula mercantil, paradójicamente su impacto en la creación de empresa no fue tan alto. Pese a perder el impulso con el que venía desde 2019, no se detuvo.   Según la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), entre enero y septiembre se crearon 57.482, que comparado con el año pasado, representa una disminución del 24%.

La cifra muestran la perseverancia de muchos emprendedores,  razón por la cual, de cara al proceso de reactivación, indiscutiblemente las apuestas deberían ir encaminadas a incentivarlos, pues según datos de Innpulsa, contribuyen con US$2,8 trillones al año en el mundo. Esto sin contar que crean el 50 % de los empleos en los países que hacen parte de la OCDE. En Colombia, Bogotá es protagónica en esta materia, pues según la CCB, la ciudad reúne el 50,2 % de los emprendimientos del país.

Lea también: Bogotá se prepara para el Go Fest, uno de sus principales festivales de emprendimiento

En entrevista con El Espectador, el presidente ejecutivo de la CCB, Nicolás Uribe, explicó que si bien en esta materia Bogotá está en terreno negativo, contrasta el hecho de que la región haya registrado crecimiento del 27 % en creación de empresas. “Solo en septiembre tuvimos decrecimiento del 3 %, mientras que en la región el crecimiento fue del 51 %”, asegura. El directivo relaciona esto con los procesos de apertura focalizada en los últimos meses, los cuales, a pesar de tener intenciones de reactivación, no terminaron de convencer a los emprendedores.

“Eso le pasa factura al empleo. Un empresario promedio es microempresario, en el 97 % de los casos. Es gente que vive con dos o tres salarios mínimos y que emplea a personas conocidas o de su familia; que tiene unos niveles de formalidad básicos y un nivel de desarrollo empresarial limitado. Cuando se afecta la creación de empresas, se afecta a la base de la pirámide social, a los microempresarios, quienes por sus dinámicas de ingresos si no trabajan en dos o cuatro días, pues no comen”, analizó.

Hay que decir que la tasa de supervivencia de emprendimientos en Bogotá es del 64 % para el primer año y del 36,5 % para los cinco años después de la creación. Para mitigar cada vez más estas cifras, la CCB atiende a los emprendedores de la capital con formación, información, asesorías, así como contactos comerciales y financieros, para que puedan consolidar su idea de negocio y fortalecer sus habilidades gerenciales en asuntos legales, de gestión humana, mercadeo, ventas y gestión empresarial. Desde el año 2014, unos 180.000 emprendedores han recibido este tipo de acompañamientos. A estos esfuerzos se suma la realización de la tercera edición del Go Fest, uno de los festivales de emprendimiento más importantes del país.

Le sugerimos leer: Histórico: PIB de Bogotá cayó 15,2 % durante el segundo trimestre de 2020

Según Marcus Dantus, fundador y CEO de Startup México, quien además hará parte del grupo de speakers del Go Fest, los latinos tienen cuatro ventajas al momento de emprender. La primera es la demografía, ya que más de la mitad de la población está en edad de trabajar. La segunda es el talento, pues no son jóvenes, sino que cuentan con estudios. “La matrícula universitaria en Latinoamérica se ha triplicado en los últimos 15 años y eso es una base de talento importante”, dice. La tercera es el esfuerzo, pues están en los países que trabajan más horas en el mundo, algo que habría que cambiar por eficiencia. Y la cuarta es la creatividad, capacidad indispensable para la innovación.

Si bien la pandemia ha significado un duro golpe a la economía y empresariado bogotano, que en parte se refleja en el 20,5 % de desempleo que registró la capital en el mes de agosto, la continua creación de empresas, aún con todo y su desaceleración, reflejan ese espíritu emprendedor que tanto le hace falta al país para consolidar su recuperación económica.

Recibe alertas desde Google News