Bogotá

14 May 2019 - 12:38 a. m.

En medio de denuncias por hacinamiento, Distrito recuerda que están prohibidas grabaciones en hospitales

La Subred de Servicios Sur alertó que, pese a que está prohibido por la intimidad de los pacientes, “muchas veces" los periodistas se hacen pasar por pacientes o familiares para poder ingresar a los centros médicos.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

En medio del rifirrafe entre la Personería de Bogotá y la Secretaría Distrital de Salud, por denuncias alrededor de hacinamiento en salas de urgencias y falta de insumos en hospitales, este lunes se conoció un oficio dirigido a la Subred de Servicios Sur en el que se hace un llamado al personal de seguridad, especialmente de los hospitales El Tunal y Meissen, para restringir la presencia de medios de comunicación.

>>>Lea: Personería de Bogotá denuncia hacinamiento en urgencias y falta de insumos en hospitales

En la misiva, firmada por el jefe de la oficina asesora de comunicaciones de la Subred, se hace alusión a los hechos ocurridos en El Tunal y Meissen, donde varios medios hicieron grabaciones externas, así como al interior de una de las salas de urgencias. Precisamente, la semana pasada, la Personería había advertido graves casos de hacinamiento en urgencias (con el 424 % y 328 %, respectivamente).

Además de instar a los servicios de seguridad de ambos centros hospitalarios a estar “alertas frente a la presencia de cualquier medio”, también llaman a extremar las medidas ante el ingreso de usuarios y familias, pues “muchas veces los periodistas se hacen pasar por ellos para poder ingresar”.

Por ello, se recuerda en el oficio que no está permitido el ingreso de medios a las instalaciones de la Subred y advierten que, en caso de evidenciar la realización de audios, entrevistas, videos o fotografías, se debe informar “de inmediato” tanto al coordinador de seguridad como al personal de comunicaciones.

“Es importante que se le informe a la persona que, por protección a la intimidad de los pacientes, está prohibido la grabación y toma de fotos”, precisa el documento.

Justo hace ocho días, la Personería de Bogotá denunció que no sólo en el 77% de las unidades de servicio de urgencias en los niveles de atención II y III continúa el hacinamiento, sino que ahora la falta de insumos médicos y deficiencias en los servicios complementarios como el farmacéutico, laboratorio clínico e imagenología, están comprometiendo la atención oportuna, salud y vida de los ciudadanos.

El ente de control halló que los indicadores y fichas técnicas que buscan hacer seguimiento y evaluar los niveles de ocupación en los servicios de urgencias, fueron modificadas por la Secretaría de Salud, lo que no permite que sea comparable y genera que el reporte frente a la meta de ciudad no sea veraz y consistente.

Horas después, el secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales, aseguró que la entidad ha llevado a cabo inspecciones en las Unidades de Servicios de Salud de la red pública y privada tales como Meiseen, Tunal, Kennedy, Santa Clara y en la Fundación Cardioinfantil, en las que supervisaron la prestación de servicios, personal disponible, medicamentos e insumos en áreas de urgencias, pediatría y hospitalización.

En el recorrido realizado en los hospitales de la red pública, la entidad de Salud evidenció que, aunque había una alta demanda de pacientes en los servicios, no se presentaron barreras de acceso y la ocupación en las áreas de urgencias estaba bajo control.

 

* * *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X