Publicidad
25 Oct 2021 - 5:57 p. m.

“En una noche puedo sacar 100 muertos”: profanador de tumbas en Bogotá

En los cuatro cementerios del Distrito se estarían presentando saqueos de tumbas con el objetivo de vender las partes de los cuerpos y comercializar las bóvedas. Además, denuncian que los hornos crematorios serían usados por bandas delincuenciales para desaparecer cuerpos de personas.
El informe también destaca que los hornos de cremación son usados por bandas delincuenciales para ajustar cuentas.
El informe también destaca que los hornos de cremación son usados por bandas delincuenciales para ajustar cuentas.
Foto: MIGUEL CRUZ

En un reportaje del programa Los Informantes, se dio a conocer que en los cuatro cementerios del Distrito (Central, Norte, Sur y Serafín) se estaría presentando un rentable negocio relacionado con el tráfico de muertos. Los saqueos de tumbas se realizarían con el objetivo de vender los cuerpos y sus partes, principalmente para el uso de actividades académicas de estudiantes universitarios y prácticas brujería.

>LEA: Durante el año han asesinado 101 personas en medio de atracos, cortes de servicios públicos y otras noticias de Bogotá

De igual forma, las exhumaciones también se presentan para revender las bóvedas saqueadas, las cuales se comercializarían a las afueras de los camposantos. ‘Carlos’, el profanador consultado por Los Informantes, destaca que durante el día hay algunas personas encargadas de identificar y marcar las tumbas que no son frecuentemente visitadas o llevan mucho tiempo abandonadas. Con esta información, generalmente entre las 7 p.m. y 5 a.m., llegan los sujetos encargados de exhumar los sepulcros para saquearlos, abrir los cofres y sacar las partes de los cuerpos en bolsas de basura.

De acuerdo con el informe, en los cementerios del Distrito opera un cartel que compra vigilantes, policías y sepultureros. “En una noche puedo sacar 100 cuerpos. Por cada cuerpo hay un promedio de $300 a $400 mil, pero de esa plata uno tiene que cubrir para pagar a la vigilancia y cuadrante. De los $35 millones a uno le quedan $15 millones. Cuando hay 100 sacadas uno se demora tres o cuatro meses en volver a picar”, mencionó ‘Carlos’.

Además de vender los cuerpos, otro de los negocios que se presenta con las exhumaciones es la reventa de las bóvedas y mausoleos. Ante esto, el entrevistado informó que algunas Notarias se prestan para realizar las nuevas escrituras, “mueven todo, hay gente que hace las escrituras como si fueran originales, falsifican las firmas y todo eso queda registrado en las Notarias”.

Lea también: Criminalidad y xenofobia, los principales enemigos de la migración en la capital.

Le puede interesar: Tribunal de Bogotá condena a las cabezas del “cartel de los recobros en salud”.

‘Carlos’ también asegura que los hornos de cremación son usados por bandas delincuenciales para “ajustar cuentas. A los que robaban o mataban gente los metían al horno. Eso es normal. Yo creo que ha sucedido en todos los hornos”.

Por la cantidad de tumbas que son saqueadas, las personas tienen que cremar algunos de los restos en los hornos crematorio de los cementerios. No obstante, con la llegada de la pandemia se tuvo que restringir el uso de los hornos, por lo que los profanadores tomaron la opción de arrojar las partes de los cuerpos encima de las bóvedas o meterlos en tumbas ya utilizadas.

Lea: ¿Qué ha pasado con la indemnización a los afectados por Doña Juana?

Ante esto, Luz Amanda Camacho, la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), admitió que han encontrado muchas irregularidades. “Al revisar las infraestructuras encontramos en un local restos óseos. Pusimos la denuncia ante la Fiscalía, la Fiscalía fue e hizo el levantamiento de los restos y abrió una investigación. Encontramos ese mismo evento en el cementerio del Sur, pero luego, en el cementerio Central el nuevo concesionario puso una denuncia porque encontraron restos óseos encima de algunas bóvedas”.

La nueva concesión que administra los cementerios del Distrito desde el mes de julio aseguran que estos hechos ya no están ocurriendo y que están trabajando con las autoridades para desmantelar el cartel de los muertos.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias