Publicidad
3 Nov 2020 - 10:14 p. m.

Este es el balance de celebración de Halloween durante el puente festivo en Cundinamarca

Tras la celebración de Halloween del pasado sábado, la Policía de Cundinamarca entregó el balance de los tres días de fin de semana, en el que hubo riñas, fiestas ilegales, llamadas por violencia intrafamiliar e incautación de licor.
La Policía realizó la campaña “Es mejor amarse que desarmarse”, que tenía como objetivo que la ciudadanía entregara de manera voluntaria cualquier tipo de armas.
La Policía realizó la campaña “Es mejor amarse que desarmarse”, que tenía como objetivo que la ciudadanía entregara de manera voluntaria cualquier tipo de armas.
Foto: JOSE VARGAS ESGUERRA

Este puente festivo, que además se desarrollaba en el marco de la celebración de Halloween, la Policía de Cundinamarca estuvo haciendo varios controles en el departamento para verificar el cumplimiento de las medidas impuestas por el Gobierno nacional. Aunque había 62 departamentos que tenían toque de queda, las autoridades sorprendieron varias fiestas clandestinas e impusieron más de 600 comparendos.

Según un reporte de la Policía del departamento, en total, fueron 20 fiestas ilegales las que fueron intervenidas durante el fin de semana, estas se desarrollaban en los municipios de Facatativá, Fusagasugá, Chía, Zipaquirá y Ubaté. Además, los uniformados también recibieron 545 llamadas por riñas.

De igual forma, la Policía recibió llamadas por violencia intrafamiliar, las cuales fueron atendidas por la “Patrulla en casa”. Por otro lado, los uniformados lograron incautar 8.565 latas de cerveza por evasión de impuestos y, así mismo, encontraron 365 botellas de licor que se encontraban caducadas.

“Invitamos a la ciudadanía a verificar los elementos que compra. Y también hacemos un llamado a la comunidad a realizar compras en establecimientos que pagan impuestos y que tienen sus documentos al día”, dijo el coronel César Castro, comandante de la Policía de Cundinamarca.

En total, durante los tres días, en el departamento se impusieron 680 comparendos a personas que estaban violando las normas y medidas de bioseguridad. Durante este mismo tiempo, la Policía realizó la campaña “Es mejor amarse que desarmarse”, que tenía como objetivo que la ciudadanía entregara de manera voluntaria cualquier tipo de arma.

La estrategia dejó como resultado la entrega de 925 armas corto-punzantes, 29 armas de fuego y 10 juguetes bélicos. Las personas que entregaron sus armas de manera pacífica recibieron mercados por parte de la institución y la Gobernación del departamento.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias