17 Aug 2021 - 10:37 p. m.

Este es el balance parcial de la emergencia en Guayabetal

Al menos 12 viviendas se encuentran en riesgo en el casco urbano del municipio. Ante la situación, la alcaldía municipal habilitó dos albergues, al que se han traslado cerca de 20 familias. Se espera balance del comité de Gestión de Riesgo departamental.
En el municipio confluyen los ríos Negro y Blanco. La creciente del primero comenzó a socavar la tierra, lo que provocó la emergencia.
En el municipio confluyen los ríos Negro y Blanco. La creciente del primero comenzó a socavar la tierra, lo que provocó la emergencia.

La caída de parte de la vivienda donde queda el establecimiento “Club los amigos” fue lo que en la mañana de este martes impresionó de la emergencia que tiene incomunicado al municipio de Guayabetal, en Cundinamarca, donde las fuertes lluvias ocasionaron la creciente del río Negro, que puso en riesgo el barrio Perdices del casco urbano y la vereda Primavera Baja.

Lo que ocurrió es que debido a las fuertes lluvias se presentó una crecida del río Negro, que cuando llega al municipio se encuentra con el río Blanco. La fuerza del agua empezó a socavar la montaña, lo que provocó los deslizamientos en los puntos que están en riesgo.

En las imágenes se ve el deslizamiento de tierra, la caída de los árboles aledaños y parte de la vivienda mencionada. En otros se ve cómo con la ladera cae una vivienda de techo azul, que hacía parte de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Villa Jimena y que quedó completamente destruida por la emergencia. “La PTAR la habían construido hace tres años y medio y toda se la llevó el río”, indicó a este medio la alcaldesa de Guayabetal, Sonia Moreno.

De acuerdo con el comandante de la estación de Policía del municipio, el Intendente Iván Gutiérrez Rueda, no se han presentado personas lesionadas y hasta el momento solo se ha reportado daños en una vivienda, aunque están en riesgo al menos 12 casas aledañas. “Hubo derrumbes en la vía y las lluvias persisten, por eso también está bloqueado el paso por el kilómetro 58 al municipio”.

Por su parte Moreno señaló que la prioridad es terminar de evacuar las viviendas en riesgo, para lo que se habilitaron dos albergues habilitados. “Estamos a la espera de apoyo técnico para determinar qué se puede salvar, mientras tanto seguimos en ayudando a las familias, aunque sea, a salvar sus enseres y acomodándolas para poderles dar algunos alimentos. Ya bajo un poquito la lluvia y eso nos ha dado un compas de espera para actuar”.

En el momento, en el municipio se adelanta un comité de Gestión de Riesgo con Cundinamarca para determinar las acciones a seguir. Una vez se conoció la emergencia, el gobernador Nicolás García anunció que se enviaron ayudas en el helicóptero ambulancia y en otros que fueron coordinados con la Policía, debido a que el municipio se encuentra incomunicado. Se espera que en las próximas horas se conozcan más detalles de la atención que se brindará en el municipio que limita con el departamento del Meta.

No es la primera vez que esto ocurre en el municipio. En 2009, un deslizamiento en el kilómetro 58 de la vía que de Bogotá conduce a Villavicencio hubo preocupación por un posible represamiento del río Negro, mientras que en 2018, la creciente del río Negro y la quebrada Perdices inundó dos barrios y provocó el colapso de una vivienda.

Comparte: