6 Jun 2020 - 3:57 p. m.

Excepto en Kennedy, usuarios de taxi en Bogotá ya pueden pedir servicios en las vías

En Bogotá hay cerca de 52.000 taxis.
En Bogotá hay cerca de 52.000 taxis.

Las restricciones contenidas en los decretos presidencial y distrital para enfrentar los primeros meses de la emergencia sanitaria obligaron a los taxistas a realizar servicios solo con reserva mediante aplicaciones o llamadas a call center. La medida generó malestar entre el gremio amarillo, pues trabajar así significaba que sus ingresos se redujeran de forma notable: al final de un día típico, un conductor podía quedar con unos $80.000 en su bolsillo; con la restricción, difícilmente les quedaban unos $30.000.

A pesar de varias peticiones de empresarios, propietarios y conductores, la medida se mantuvo hasta que el Ministerio de Transporte emitió un nuevo decreto para autorizar la prestación normal del servicio, tomando todas las consideraciones sanitarias.

La Secretaría de Movilidad reiteró este sábado que desde esta semana, la oferta de taxis se reactivó en la capital, excepto en la localidad de Kennedy, en el suroccidente, pues ese sector de la ciudad está en cuarentena estricta hasta el 14 de junio, dado que concentra uno de cada cuatro casos de coronavirus en Bogotá.

> LEA: Distrito entrega 10.000 kits de autocuidado a taxistas de Bogotá

En el resto de la ciudad, los taxistas ya cuentan con la autorización para recoger pasajeros en vía. Eso sí, además de los lineamientos de bioseguridad, el servicio se debe prestar solo a personas que están exceptuadas del aislamiento.

Para tomar un servicio de taxi en la localidad de Kennedy, los usuarios tienen que acudir exclusivamente a las plataformas tecnológicas o los call center de las empresas.

Para la reactivación gradual de los servicios de taxi, cada conductor debe ser responsable de cumplir las medidas sanitarias establecidas por el Ministerio de Salud. Estas indican que, antes de salir a las calles, el taxista debe permitir que se ventile durante un par de minutos, retirar alfombras, tapetes, forros de sillas, y otros elementos susceptibles de estar contaminados.

Todo esto, para realizar el aseo del vehículo con agua y jabón y una desinfección a todas las superficies del vehículo, incluida las hebillas de los cinturones de seguridad, las manijas de puertas y el resto de superficies con las que se tiene contacto en la cabina.

> LEA: Transporte especial y taxistas se ofrecen para aliviar demanda del SITP

Cuando haya un un retén de las autoridades de tránsito, los conductores deben mantener una distancia mínima de dos metros para hacer la entrega de los documentos solicitados. Tras la revisión de los documentos, el taxista debe lavarse las manos o, si no es posible, desinfectarse con alcohol o gel.

La Secretaría de Movilidad también recomienda a los conductores de taxi evitar al máximo el contacto cercano con personas al tanquear combustible o alimentarse. Asimismo, es responsabilidad del taxista mantener tapabocas y guantes y solicitar velar por que los pasajeros también hagan uso de mascarillas.

Al finalizar el servicio se debe nuevamente asear el vehículo con agua y jabón, pero la idea es que después de cada viaje, o al menos unas tres veces al día, se rocíe desinfectante en el tablero, botones, palanca de cambios, pasamanos, puertas, ventanas, sillas y todas las superficies con las que tiene contacto el conductor y los pasajeros.

Temas relacionados

Bogotá
Comparte: