17 Jun 2020 - 9:00 p. m.

Fiestas clandestinas en Bogotá: así buscan intervenirlas durante los puentes festivos

Ante el aumento de reuniones durante el periodo de aislamiento la Policía alista varias estrategias para contener e intervenir los encuentros, muchas veces clandestinos. Sin embargo, lo más importante es que los ciudadanos entiendan y respeten las restricciones.

Parece un mal chiste, pero no lo es. Durante el puente festivo que pasó, en pleno repunte en las cifras de contagio de coronavirus, en Bogotá fueron detectadas e intervenidas 128 fiestas clandestinas. De ese total, se identificaron 61 encuentros en establecimientos públicos y 67 en viviendas. La preocupación principal de las autoridades es que vienen otros dos lunes festivos, uno de ellos el Día del padre, por lo que desde ya se alistan para intentar contener este tipo de encuentros, que se caracterizan por la congregación de varias personas, muchas veces sin los más mínimos elementos de autocuidado como el tapabocas o el distanciamiento físico.

La situación tiene en alerta a las autoridades debido al evidente aumento en las cifras de COVID-19 de los últimos días, que además se da en medio de una cuarentena cada vez más laxa, a excepción de la nueva medida de “pico y cédula” que anunció el pasado domingo la administración distrital.

Lo primero que deben saber quienes están pensando en departir con amigos y familiares durante estos puentes festivos es que este tipo de reuniones son consideradas una infracción que amerita la imposición de un comparendo. Sin embargo, lo más importante es que cada uno entienda el momento por el que pasa el país y asimismo respete las decisiones de las autoridades sanitarias y policivas.

El secretario de Seguridad, Hugo Acero, aseguró que “la gente debe entender que todo tipo de reunión está prohibida. Muchos establecimientos deciden abrir de forma clandestina y ese tipo de acciones se constituyen en un delito en la medida en que representan un riesgo para la salud pública”.

En el control de las fiestas el gran aliado de las autoridades son los vecinos. Con solo una llamada al cuadrante de la Policía o a la línea 195, los ciudadanos pueden denunciar si alguien en su vecindario está incumpliendo las restricciones planteadas por el Distrito.

Los uniformados llegarán al punto y, de acuerdo con el Código de Policía, están autorizados a desactivar la fuente de ruido, si los ocupantes de la vivienda o establecimiento no atiende el requerimiento. En el caso de locales comerciales, habrá sellamiento de forma temporal o definitiva de los establecimientos que sobrepasen los niveles de ruido. En ambos casos habrá una multa que deberá pagar el dueño del establecimiento o de la vivienda.

Según la Policía Metropolitana, durante estos dos fines de semana se realizarán trabajos focalizados en los sectores en que se han detectado mayor número de fiestas clandestinas. Más allá de todo, el mensaje principal es el autocuidado y el cuidado colectivo para enfrentar el momento más complicado de contagios en la ciudad. Una vez más, la institución recalcó que de ninguna manera los puentes son para realizar actividades sociales, y menos reuniones de carácter ilegal.

El coronel Héctor Borja, comandante operativo de la Policía, afirmó que “se focalizarán sectores en Ciudad Bolívar, Kennedy, Suba y Usaquén, donde estaremos haciendo controles de manera permanente e interviniendo este tipo de fiestas ilegales. Sin embargo, seguimos llamando a la conciencia ciudadana, pues hay que entender que estamos en un aislamiento que busca salvar vidas y en este caso los padres nos pueden ayudar para que los hijos no se vean expuestos”.

En este sentido, el coronel Borja envió un mensaje a los padres de familia, para que hagan especial vigilancia a los movimientos de los menores de edad durante ambos puentes festivos. “Lo más importante es llamar la atención de los padres de familia en esta temporada de puentes. Los padres de familia tienen la responsabilidad del cuidado de sus hijos y de saber dónde se encuentran, y hemos encontrado muchos padres permisivos que nos han aceptado que les dieron permiso a los adolescentes,aún sabiendo que iban a estas fiestas”.

Otra línea de acción de la Policía será adelantar planes especiales con Infancia y Adolescencia, que serán coordinados con las autoridades de cada localidad y las comisarías de familia. “Hay que entender que hay una cadena de responsabilidad y unas autoridades que restablecen los derechos de niños y adolescentes”, agregó el comandante operativo de la Policía.

Respecto a los adultos que también estén pensando en realizar fiestas durante estos puentes, la Policía prometió contundencia e imposición de las multas necesarias por quebrantar las normas sanitarias. “No podemos seguir siendo irresponsables. Hay adultos que pretenden violar este aislamiento y esto implica mayor circulación del virus. Eso no se va a permitir. Se va a actuar de forma contundente y por eso está tipificado como delito, así que no vamos a permitir que ciudadanos irresponsables sigan rompiendo la cuarentena”, concluyó el coronel Borja.

Comparte:
X