13 Jul 2021 - 9:37 p. m.

Gobierno y Bogotá-Región anunciaron acuerdo para obras de movilidad hasta 2035

El presidente Iván Duque, la alcaldesa Claudia López y el gobernador de Cundinamarca Nicolás García presentaron el CONPES, que será la hoja de ruta y especificaciones para los planes de movilidad y proyectos viales, que buscan beneficiar a la capital y al departamento.

La Presidencia de la República, la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca presentaron este martes el documento en el que quedaron plasmados los acuerdos, para la realización de obras enfocadas en la movilidad, para la conexión de la capital y el departamento.

De esta forma la Red de Movilidad Multimodal que presentaron constará de los siguientes ítems:

  • Línea 2. Metro de Bogotá (Suba – Engativá)
  • Regiotram del Norte
  • Extensión Troncal Avda. Ciudad de Cali (a calle 80)
  • Extensión Línea 1. Metro de Bogotá (en el norte de la ciudad)
  • Borde Occidental - Calle 13

A esto se suman otros obras como los cables aéreos de San Rafael, San Cristóbal - Juan Rey, Ciudadela Sucre y Potosí- Sierra Morena, la Cicloalameda El Porvenir y la conexión Codito – La Calera. Dichos proyectos deberán cumplir con los requisitos vigentes establecidos por el Gobierno Nacional para acceder a la cofinanciación y se estima que estén listos de aquí al año 2035.

“Este es un día especialmente feliz para Bogotá-Región. Bogotá se tomó 60 años para tener la primera línea del Metro, ahora en año y medio con ayuda del Gobierno y la Gobernación de Cundinamarca, planeamos la red multimodal con financiación compartida, movilidad limpia y sostenible.”, manifestó Claudia López.

Según indicaron, todas las obras estarán acompañadas de más infraestructura dedicada a ciclistas, e igualmente de Complejos de Intercambio Modal (CIM) y vías para la integración regional. Así mismo, se busca que haya una mayor oferta de sistemas de transporte masivo modernos y ambientalmente responsables, por lo que resaltaron la importancia de realizar alianzas que apoyen la financiación, estructuración e implementación de proyectos destinados a mejorar las condiciones de movilidad en Bogotá y Cundinamarca.

“En un tiempo récord, trabajando con afecto, con respeto, Cundinamarca, Bogotá y la Nación, hemos logrado establecer esta visión de largo plazo para nuestro sistema de transporte. Construir sobre lo construido es la solución para todo, los sistemas de transporte no son de un Gobierno son de y para una ciudadanía”, destacó la mandataria.

Pero esta no es la primera vez en que el Distrito tiene una alianza de este tipo con el Gobierno, pues previamente ya habían realizado estrategias de movilidad y cofinanciado proyectos específicos como Transmilenio (fases I, II y III), la extensión de la Troncal NQS a Soacha (fases I, II y III), la Primera Línea de Metro de Bogotá-Tramo 1 (PLMB-T1), el Regiotram de Occidente y las Troncales Alimentadoras de la avenida 68 y la avenida Ciudad de Cali.

“Lo que hoy estamos presentando no es una visión, estamos presentando una realidad. La diferencia entre un sueño y un proyecto es una fecha. Aquí estamos cumpliéndola. Son estos proyectos los que hoy definen y definirán una Nación que en medio de la pandemia fue capaz de salir adelante con los proyectos más ambiciosos y de mayor inversión en la historia de nuestra capital, de nuestra Región Metropolitana, pero sobre todo, de nuestro país”, expresó el presidente Iván Duque destacando que este es un CONPES de más de $30 billones.

¿De qué trata cada proyecto?

Línea de metro Suba-Engativá

Esta tendrá un costo aproximado de $13 billones, comenzando en la localidad de Chapinero donde se conectará con la Primera Línea del Metro y atravesará las localidades de Barrios Unidos, Engativá y Suba hasta llegar al sector de Fontanar del Río en el extremo noroccidental de la ciudad. Ahí estará ubicado el patio taller de esta nueva Línea que en total tendrá una extensión de 15,8 kilómetros de los cuales, la gran mayoría serán subterráneos.

Además de esto, se pretende construir 11 estaciones, ocho de ellas bajo tierra, las primeras cinco ubicadas sobre la calle 72 con: carrera 11, Avenida NQS, Avenida 68, Avenida Boyacá y Avenida Ciudad de Cali. Luego irán tres estaciones más sobre la Avenida Ciudad de Cali con: calle 80, calle 90 y carrera 93. Las estaciones 9 y 10 serán soterradas y estarán en la ALO con las calles 130A y 143A, y la estación 11, la única elevada de este tramo, estará en la avenida Suba con carrera 145A.

Una vez terminada la obra se estima que desde la estación número 11 hasta Chapinero, los ciudadanos tarden al rededor de 22 minutos en su recorrido y 44 minutos hasta el centro histórico.

Extensión Avenida Ciudad de Cali

Este corredor surge de la necesidad de dar continuidad a al Avenida Ciudad de Cali entre la calle 26 y la calle 80. Con la obra se espera que se conecten usuarios de las localidades de Engativá y Fontibón con la segunda Línea de metro, complementando así la Avenida Ciudad de Cali, Tramo 1, entre Las Américas y la Circunvalar del Sur, que cruza las localidades de Bosa y Kennedy mejorando la conectividad con el municipio de Soacha.

Se proyecta generar espacio público que comprende andenes de 10 y 11 metros de ancho y una ciclorruta. El corredor tendría 2 calzadas mixtas y dos calzadas para transporte masivo así como 5 intersecciones, 1 conexión operacional y 12 estaciones.

Regiotram del Norte

Con la realización de esta obra se pretende tener una opción sostenible de transporte que conecte los municipios aledaños con Bogotá. Por tanto, su trazado iniciaría en el km 5 del actual corredor férreo, el cual queda junto al centro comercial Gran Estación (calle 26) de Bogotá, y transcurre en el sentido norte por la Avenida Novena hasta llegar a la estación La Caro. Ahí se desvía para continuar hacia Chía, Cajicá y Zipaquirá, donde termina en el km 53.

Preliminarmente, todo su trazado alcanzaría un total de 47,5 km (24,9 km en el Distrito y 22,6 km en los municipios de la Sabana). Así mismo, se está analizando la mejor alternativa para viabilizar la operación de trenes de pasajeros, carga y optimización logística entre Bogotá y Zipaquirá.

Según el Distrito, esta obra por ahora se encuentra en estudios de factibilidad y se espera contar con los resultados de la estructuración integral durante el segundo trimestre de 2022. Con estos estudios se obtendrá el modelo operacional y de transacción, desde el punto de vista técnico, financiero, ambiental, legal, predial, de equidad de género y de responsabilidad social, así como la mejor alternativa para el manejo de la carga.

Borde Occidental

Este borde está compuesto de obras que se enfocan en la calle 13, el proyecto ALO Centro y el interconector de la calle 80, conectado con las vías de las concesiones DEVISAB de Cundinamarca y Sabana de Occidente.

Para el Distrito, la construcción de todo este circuito de obras representará beneficios reflejados en mejores accesos, vías con mejores condiciones para pasajeros y carga, mejores pasos urbanos entre Bogotá y los municipios, mayores modos de movilidad sostenible y transporte público, espacios públicos amplios y amigables para circulación peatonal y biciusuarios, interacción con el regiotram de occidente y mejor distribución del tráfico de vehículos de carga entrando y saliendo de la ciudad.

Con esta mega obra se pretende beneficiar a 1.300.000 habitantes de las localidades de Fontibón, Puente Aranda y Engativá, además de contribuir con la reactivación económica de la ciudad y la región generando, según ellos, alrededor de 80.000 empleos (51.112 en calle 13 y 25.382 en la ALO centro).

En cuanto a la calle 13, el IDU fue el responsable de desarrollar los estudios y diseños de detalle de este corredor el cual contempla una extensión de 11,4 km del tramo saliendo desde la carrera 50 hasta el límite occidental de Bogotá con Cundinamarca, atravesando las localidades de Fontibón y Puente Aranda. De estos, 10,7 km se encuentran en el corredor principal y 0,7 km sobre la intersección de la carrera 50. En su trazado cuenta con 6 intersecciones con corredores viales de gran importancia que conectan la ciudad de norte a sur, 14 estaciones y una estación de cabecera para el intercambio de transporte intermunicipal.

Por su parte, la ALO Centro es un proyecto de 6 km de longitud, que facilitará la conectividad de la calle 13 con el corredor de la calle 80 y con el sur de la ciudad, al dar continuidad al perfil del proyecto de iniciativa privada de ALO Sur a cargo de la ANI, buscando obtener una mejor distribución del tráfico de vehículos de carga entrando y saliendo de la ciudad. Esta obra contempla carriles de tráfico vehicular, así como franjas de circulación peatonal y ciclorruta a lo largo del trayecto.

Por último, en la calle 80 el Distrito propone construir dos puentes vehiculares que se articulan con los puentes actuales que cruzan el Rio Bogotá, además de una glorieta a nivel, y una que conecte con el barrio Lisboa que segrega los vehículos al salir de Bogotá.

Comparte: