Bogotá

24 Jul 2020 - 5:30 p. m.

Hay más de 600 casos de COVID-19 en cárceles La Picota y El Buen Pastor de Bogotá

La Personería hizo un llamado al Distrito para que tome medidas inmediatas para proteger la vida de las personas privadas de la libertad, guardias, personal administrativo y médico de los complejos carcelarios. Van cinco muertos en los dos establecimientos penitenciarios: dos internos, una interna y un guardia.

Desde el 18 de abril de este año, la cárcel La Picota se convirtió en la segunda del país en confirmar casos positivos de COVID-19, con 682 casos confirmados a la fecha. Ahora, al preocupante panorama se suma la existencia de 12 casos en la cárcel El Buen Pastor y las cinco muertes que se han presentado en los dos establecimientos carcelarios.

>>>Lea: COVID-19 en las cárceles: hay 1.639 casos, 2.185 recuperados y ocho muertos

Ante la situación, la Personería de Bogotá hizo un llamado al Distrito a que se tomen medidas urgentes para evitar la propagación del virus y la mejora en la atención médica y sanitaria, ya que, según el ministerio público, en los establecimientos no existen lugares adecuados para el aislamiento ni se estaría realizando una búsqueda activa de casos.

“No se conocen medidas efectivas para proteger la salud de las personas privadas de la libertad, guardias y servidores públicos. Tampoco han sido transparente en el suministro de la información sobre la situación de salud en que se encuentran las personas internas, (según quejas de organizaciones civiles defensoras de derechos humanos y familiares de los privados de la libertad). No hay toma de pruebas ni medidas efectivas para combatir la propagación del COVID”, advierte la entidad.

>>>Lea: Se disparan contagios de COVID-19 en la Picota

Por otro lado, la Personería asegura que tiene conocimiento de que, en el caso de la cárcel El Buen Pastor, en ocasiones no se ha permitido la entrada de funcionarios de la Secretaría de Salud para realizar su trabajo de inspección, prevención y vigilancia en salud pública. Para la entidad, estos son factores que ponen en riesgo la vida e integridad de las personas, así como de su salud integral.

En la pandemia, poco se ha hablado de la situación que enfrentan las reclusas a pesar de las denuncias de varias organizaciones que piden a gritos soluciones para prevenir el peor escenario. Según cifras del Inpec, 2.162 mujeres están privadas de la libertad en el Buen Pastor. Allí, el hacinamiento se acerca al 70% ya que la capacidad de la cárcel es de 1.275 personas.

>>>Lea: Lo que hay detrás de la primera muerte por COVID-19 en la cárcel el Buen Pastor

Por su parte, los internos de La Picota han pedido que se les garantice el acceso a la atención médica y el suministro de medicamentos. Según la misiva de los presos, “hay mucha gente enferma, especialmente, de tercera edad. A nosotros, los más jóvenes y con mejores defensas, nos dio duro: fiebre, debilidad, perdida de sabor, olor y malestar, pero afortunadamente estamos ya saliendo aparentemente de eso”.

El martes de esta semana, el director del Inpec, el general Norberto Mojica, aseguró que el hacinamiento se ha reducido un 23 % este año, con 20 mil privados de la libertad que han salido de las cárceles desde el 12 de marzo de este año. De esos, apenas “901 han salido por el decreto legislativo 546 (de 2020)”, confirmó el alto oficial.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X