Publicidad
1 Jun 2022 - 2:00 a. m.

Indígenas en Bogotá: su crisis solo cambió de escenario

Casi dos meses después de que las comunidades indígenas desocuparan el Parque Nacional, su futuro sigue siendo incierto. Malas condiciones de vida y pocos avances en los acuerdos agudizan la situación de los pueblos desplazados en la capital.
Fernan Fortich

Fernan Fortich

Periodista sección Bogotá
La controversia frente a la atención de los indígenas en Bogotá, tras el desalojo del Parque Nacional, desnuda las dificultades alrededor de la atención de estas víctimas en la capital. / Cortesía.
La controversia frente a la atención de los indígenas en Bogotá, tras el desalojo del Parque Nacional, desnuda las dificultades alrededor de la atención de estas víctimas en la capital. / Cortesía.

Ad portas de cumplirse dos meses de la salida de las comunidades indígenas del Parque Nacional, su crisis solo parece haber cambiado de escenario. De los casi 1.500, que por casi 200 días ocuparon el espacio público, la mitad optaron por el retorno y la otra mitad, por quedarse en la capital para integrarse a la vida urbana. No obstante, ambos grupos sienten que a la fecha no ven un futuro claro.

En el caso de los que decidieron retornar, pese a que 180 (en su mayoría emberas-katíos) volvieron a sus territorios, aún hay 520 cuya reubicación es incierta. El epicentro de la crisis ahora está en La Rioja (centro del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud Idipron en el barrio San Bernardo) y algunos albergues. Lo más complejo es que los sitios donde debían estar máximo 25 días, parecen haber dejado de ser transitorios (como lo prometió el Distrito) para ser permanentes.

Fernan Fortich

Por Fernan Fortich

Periodista con enfoque en temas ambientales, sociales, de migración y cultura. @fernanfortichrffortich@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias