Publicidad
29 Jul 2020 - 10:13 p. m.

Investigan a exgerentes de la ERU, por posibles irregularidades en contratos del San Juan de Dios

La Procuraduría indaga la destinación de recursos públicos en los edificios del centro asistencial, cuando estos todavía eran propiedad de la Gobernación de Cundinamarca. Ambos hicieron parte de la administración de Gustavo Petro.
El San Juan de Dios tiene 24 edificaciones y la torre central es considerada la más importante del complejo.  / Gustavo Torrijos - El Espectador
El San Juan de Dios tiene 24 edificaciones y la torre central es considerada la más importante del complejo. / Gustavo Torrijos - El Espectador
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

Este miércoles 29 de julio la Procuraduría General de la Nación anunció la apertura de una investigación contra Nicolás Corso Salamanca y Liliana María Ospina Arias, exgerentes de la Empresa de Renovación Urbana de Bogotá (ERU) durante la administración de Gustavo Petro, pues tiene pistas de presuntas irregularidades en varios contratos para la adecuación del hospital San Juan de Dios.

Corso: De Metrovivienda a la Empresa de Renovación Urbana

Las investigación busca establecer si la ERU realizó negocios de promesa compraventa y arrendamiento con opción de compra con la extinta fundación San Juan de Dios, en los que comprometieron recursos por $7.570 millones del Distrito, cuando la propiedad todavía era de la Gobernación de Cundinamarca.

También, dice el ente de control, hay indicios que apuntan a que la ERU habría celebrado 25 contratos y un convenio interadministrativo por $9.755 millones, destinados a adecuaciones locativas de los edificios del hospital San Juan de Dios y Materno Infantil, sin haberse realizado la expropiación del bien correspondiente. Según lo anunciado por la Procuraduría, tanto Corso como Ospina, tendrán la opción de rendir versión libre durante la investigación.

>>>Lea: El San Juan de Dios, una historia de complejidades

Actualmente, la Alcaldía de Bogotá lleva a cabo el plan de demoler el edificio central, para dar paso a dos nuevos centros asistenciales en el terreno. Las obras de este proyecto iniciaron el pasado 2 de julio y desde entonces a Claudia López, alcaldesa de Bogotá, le han llovido críticas de quienes aseguran que se realizará una privatización del hospital, sin embargo, la mandataria aseguró que no se demolerá ningún patrimonio y que “todos los edificios patrimoniales del complejo San Juan de Dios se mantienen”.

El hospital San Juan de Dios - Santa Clara, que sería uno de los complejos hospitalarios más grandes de Bogotá, es considerado por el Distrito como una oportunidad para mejorar la capacidad del sistema hospitalario, especialmente en la emergencia sanitaria que enfrenta actualmente la ciudad.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias