8 Sep 2015 - 3:28 p. m.

Javier Palacio: ‘una bogotá de calidad’

Este concejal, número 7 por la lista del Partido de La U, busca su reelección y les cuenta a los lectores de El Espectador quién es y cuáles son sus propuestas.

Redacción Bogotá

¿Cuál es la propuesta principal por la que quiere que lo reconozcan?

Voy a trabajar por una Bogotá de calidad, lo que significa calidad de vida, con seguridad, movilidad, educación, cultura y salud.

¿De ser elegido, qué proyecto de acuerdo propondría para la ciudad?

Sello de calidad para colegios libres de drogas. Convertir La Candelaria en zona de interés turístico prioritario. Mínimo vital para abuelos en abandono. Censo de vendedores ambulantes de Bogotá. Creación del registro único de taxistas. Jornada única complementaria en colegios distritales.

¿A qué tema le haría un control político en el Concejo?

A todos, como en estos 8 años como concejal, destapando escándalos como el del 123, la contratación a dedo, los abusos en las tarifas de parqueo, los abusos laborales con conductores de SITP.

¿Ha tenido alguna investigación disciplinaria o penal?

Sí. Disciplinaria, por supuestos intereses en contratación militar, pero fue cerrada. Procuraduría acaban de cerrar una investigación por el carrusel, por no encontrar que haya cometido hechos irregulares antes del 2010. Estoy abierto a las investigaciones que se adelanten, porque no he cometido irregularidad como concejal de Bogotá. (Procuraduría reabrió esta investigación a varios concejales).

¿Respalda el proceso de paz con la subversión?

Total respaldo a una paz sin impunidad y de frente a los ciudadanos.

¿Apoya o no las corridas de toros en Bogotá?

No apoyo los actos que vayan en contra de las minorías o que violen el ordenamiento jurídico. Abierto estoy a la discusión del maltrato animal y a la muerte del toro, pero hay temas que no son de gustos, ni de modas y menos de ser usados como herramienta política.

¿Promovería consulta popular para más días sin carro?

Por decisión ciudadana sí. Por imposición del alcalde de turno no.

¿Respaldaría la continuidad de los Centros de Atención Médica A Drogadictos (CAMAD)?

Como política pública sí, con resultados visibles y mediciones en el tiempo, pero también hay que pensar en una política pública de prevención y reorientación de nuestros jóvenes, que están en manos del alcohol y las drogas.

¿Le suena la creación de vivienda social en los márgenes de la ciudad o en zonas centrales?

Me suena la construcción de vivienda VIS y VIP donde el POT lo autorice y sin redensificar el centro. Hasta que no se modernicen las redes de servicios públicos y la malla vial, no podemos hacer megaestructuras sobre unas redes y vías construidas para una ciudad de hace 50 años.

Comparte: