10 Jun 2021 - 8:02 p. m.

Joven de 21 años perdió su ojo derecho presuntamente por disparo del ESMAD

En el día 43 del Paro Nacional se realizó la llamada “toma a Bogotá”. Al finalizar la jornada de manifestación el balance de heridos fue de 36 policías y 32 civiles.
El sector de Yomasa, en Usme, vivió enfrentamientos durante toda la jornada de protestas del 9 de junio.
El sector de Yomasa, en Usme, vivió enfrentamientos durante toda la jornada de protestas del 9 de junio.

La intersección de Yomasa, en la localidad de Usme, fue uno de los sectores que más se vio afectado durante las jornadas de protesta del miércoles 9 de junio. Siendo las 9:30 p.m. mientras varios encapuchados se enfrentaban contra el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), el joven Dilan Yesid Suárez Orozco, de 21 años de edad, resultó herido en su ojo derecho y tabique.

Dilan había terminado su jornada laboral en una empresa de casas prefabricadas, mientras se dirigía a su hogar en la localidad de San Cristóbal, según informan personas defensoras de derechos humanos y la familia del joven. En ese momento recibió un impacto en su rostro, al parecer, disparado por un agente del ESMAD. Después del resultar herido fue trasladado al hospital Meissen, donde recibió la atención médica necesaria.

Durante la noche, mientras era atendido en el hospital, se hizo presente Camilo Acero, subsecretario de Gobierno, quien garantizó la activación de las rutas de derechos humanos, para garantizar la integridad del joven.

Frente a este hecho, el subcomandante de la Policía de Bogotá, coronel Nelson Quiñones, aseguró que, “se inicia la investigación por parte de la Inspección de la Policía Nacional. “De igual manera, prestamos acompañamiento a la Fiscalía y entes de control, para que se esclarezca la verdad”, dijo el oficial, quien aseguró que se debe garantizar que los procedimientos de la policía sean claros.

Según la ONG Temblores, en el marco del Paro Nacional, hasta el 31 de mayo se habían registrado 65 víctimas con afectación en sus ojos. La ONG también presento un informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el que reportó que una de las prácticas de violencia policial más frecuentes es la generación de traumas oculares.

Comparte: