11 Sep 2020 - 7:04 p. m.

Julieth Ramírez, de 18 años, murió por una bala perdida en medio de las protestas

Su papá, Harold Ramírez, dice que ella “era como un ángel”. El miércoles 9 de septiembre se fue a quedar en casa de una amiga, en el barrio Toscana, de Suba, cuando pasaban por La Gaitana recibió un disparo en el pecho que le causó la muerte.

El abogado Javier Ordóñez, de 44 años, murió tras permanecer en custodia de la Policía. En un video quedó registrado el uso excesivo de la fuerza y de pistolas eléctricas, que ejercieron dos agentes antes de trasladarlo a un CAI. Este caso, que se presentó en el barrio Villa Luz de Engativá, en Bogotá, provocó la indignación ciudadana que salió a las calles a manifestarse.

Los dos días de protestas han dejado 13 víctimas mortales, entre ellas, Julieth Ramírez quien recibió un disparo cuando caminaba cerca al CAI de La Gaitana, Suba. Este sector es uno de los más afectados por las movilizaciones, usuarios en redes sociales han reportado enfrentamientos, el CAI quedó incinerado por completo.

También le puede interesar: Videos: disturbios en el barrio Villa Luz, por muerte del abogado Javier Ordóñez

El 9 se septiembre Julieth Ramírez, de 18 años, le pidió permiso a su papá, Harold Ramírez, para ir al a la casa de una amiga a ver películas. “Le dije que tuviera mucho cuidado, como siempre, pero no me preocupé porque es algo que hacen con frecuencia”, afirmó. Julieth madrugó ese día a hacer mercado, estuvo con su mamá y en la tarde se fue para el barrio Toscana, en Suba.

Las dos amigas tuvieron que pasar por La Gaitana para comprar una gaseosa en el Oxxo, pero se encontraron con los disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y la Fuerza Pública. “La amiga de mi hija y los comerciantes, aseguran que hubo disparos que provenían del CAI”, dice Ramírez. De acuerdo con su testimonio, no hubo sangre, algunas personas incluso pensaban que se había desmayado.

También le puede interesar: Vigilante al servicio del Distrito, otra víctima mortal de las protestas en Bogotá

Su padre, después de ver el video que se difundió por redes sociales, piensa que Julieth falleció en el instante. Cuando Ramírez estaba en su casa, cerca de las 8:00 de la noche, lo llamaron al celular y le informaron que su hija estaba en el CAMI de La Gaitana y que había muerto por un disparo. Él dice que, aunque estuvo pendiente de las noticias, no sabía que en la zona había protestas.

“Estaba en una camilla y yo todavía tenía la esperanza de que estuviera viva”, detalla. El doctor le abrió la blusa y ahí estaba el impacto de bala. Según el reporte entregado por la Alcaldía de Bogotá el disparo lo recibió en el tórax.

Julieth iba a cumplir 19 años el 25 de septiembre. Estaba estudiando psicología e ingles de forma virtual y había terminado un técnico en pedagogía infantil. “Su sueño era viajar al extranjero para hacer sus sueños realidad, el principal, era poder ayudarnos”, dice su padre. Generosa, educada, bondadosa y tierna, así la define, agrega que era “como un ángel”.

También le puede interesar: Estas son las personas que murieron tras represión en las protestas en Bogotá

Hoy, la comunidad de La Gaitana rebautizó el CAI como “Centro Cultural Julieth Ramírez”. Los habitante de la zona resisten a la violencia.

Comparte: