Publicidad
7 Oct 2022 - 6:01 p. m.

La cadena de errores en el sistema carcelario que le costó la vida a Einer Beltrán

Expertos en seguridad analizan las circunstancias de hacinamiento en estaciones de policía, centros de detención, cárceles y penitenciarias, que rodearon el homicidio del patrullero de la Policía en Bogotá. En la ciudad hay un hacinamiento del 15,4 % en establecimientos de detención intramural.
Asnaideth Arrieta, madre de Einer Beltrán, durante la ceremonia religiosa que se realizó, en la localidad de Suba.
Asnaideth Arrieta, madre de Einer Beltrán, durante la ceremonia religiosa que se realizó, en la localidad de Suba.
Foto: Jose Vargas Esguerra

Dos niñas gemelas, casi recién nacidas, no tendrán recuerdos de su padre, el patrullero de la Policía Nacional, Einer Alberto Beltrán Arrieta, de 33 años, quien murió este jueves, en medio de un operativo criminal, que tuvo como objetivo el “rescate” de un hombre, que llevaba cinco meses detenido, en la Estación de Policía de Suba, por delitos de alto impacto. La tragedia que enluta a la familia del joven uniformado fue una cadena de errores y problemas estructurales en el sistema carcelario y penitenciario, que aqueja al país y, con inquina, a Bogotá.

En primer lugar, hay que diferenciar las estaciones de policía, las unidades de reacción inmediata (URI), las cárceles y las penitenciarias, así como sus funcionalidades. En las dos primeras, su misión es servir de lugar de detención transitoria, luego de una captura en flagrancia o de una con orden judicial, las 36 horas después de hacerse efectiva y antes de que un juez con función de control de garantías imparta legalidad.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.