Bogotá

7 Dec 2020 - 10:49 p. m.

La carrera mínima en Bogotá debe quedar en $5.000: Hugo Ospina

Tras conocerse el borrador de decreto con el que se busca fijar las nuevas tarifas (y sus recargos) del servicio de taxi en Bogotá, conductores del gremio han manifestado su inconformismo y opinan que el incremento debe ser más alto.

Desde el año 2016 el gremio de los taxistas en Bogotá no registra una variación en las tarifas, y sus recargos, por el servicio que prestan. Faltando pocas semanas para finalizar 2020, la Secretaría Distrital de Movilidad publicó un borrador de decreto con el que se busca establecer nuevos valores.

La propuesta es que el valor de la unidad (cada 100 metros) sea de $85 ($2 más que antes), que el denominado ‘banderazo’ o ‘arranque’ quede en $2.400 ($100 más), que el valor por cada 24 segundos de espera quede en $85 ($3 más), que el recargo por aeropuerto sea de $4.200 ($100 más), que el recargo nocturno sea de $2.000 (igual que antes), que la carrera mínima quede en $4.200 ($100 más), que el recargo por servicio puerta a puerta sea de $800 ($100 más) y que el recargo del terminal de transporte en Ciudad Salitre sea de $500 (igual).

No obstante, este borrador de decreto generó disgustos en parte de los conductores del gremio, quienes consideran que el incremento es insuficiente. Uno de ellos es el líder de taxistas Hugo Ospina, quien considera que el valor de la carrera mínima debe quedar en $5.000 ($800 más de lo que propone el distrito), que la unidad quede en $90 ($5 más), y dejar la misma tarifa por espera, pero disminuir el tiempo de 24 a 20 segundos.

Para argumentar su propuesta, Ospina asegura que se deben tener en cuenta indicadores como la seguridad social, la gasolina, el precio del dólar (porque los repuestos son importados), las llantas y los lubricantes.

En redes sociales también hay opiniones divididas al respecto, ya que hay quienes aseguran que subir $100 es casi que un insulto para los conductores, mientras que otros no están de acuerdo, argumentando su posición con la negativa situación económica por la que atraviesa el país por cuenta del COVID-19.

¿Las tarifas quedarán en el pasado?

Mientras en el gremio de los taxistas avanza esta discusión, en el Congreso se alista el debate que permitiría la regulación de aplicaciones de transporte privado de pasajeros, que operan con vehículos particulares. El Espectador publicó días atrás un artículo con el panorama en esta materia y una de las propuestas que se estarían debatiendo es la de “nivelar la cancha” con los taxistas, al dejar en el pasado las tarifas y pasar al modelo de la tarifa dinámica.

A diferencia, esta no se regula a partir de un decreto, sino de la oferta y la demanda del mercado. Para los voceros de plataformas como Beat, Uber y DiDi, entre otras, la tarifa dinámica tiene el potencial de ayudar a la ciudad en la mitigación de sus trancones, ya que las personas preferirían salir a hacer sus diligencias en horas valle, cuando el precio por el trayecto sea más bajo.

No obstante, esto podría representar problemas, como los que se han visto esta semana, en las manifestaciones de los conductores que trabajan con este tipo de aplicaciones. Resulta que estos están en desacuerdo con el pago que les está dando esta labor, así como en las condiciones de inseguridad (El Espectador también registró esos reparos), razón por la cual decidieron adelantar un apagón para manifestar su desacuerdo.

Lo que hacen esos apagones es disminuir el número de vehículos en la plataforma y, como la demanda sigue siendo la misma, pues escasea la oferta y esta se hace más costosa, llegando incluso a duplicar el valor por trayecto.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X