17 Nov 2019 - 3:55 p. m.

La contradicción de la ANLA que les quita el sueño a los vecinos de El Dorado

La autoridad ambiental le dio luz verde a la Aerocivil para modificar los horarios y sentidos de las operaciones nocturnas en la terminal aérea, a pesar de tener vigente un proceso sancionatorio en su contra.

Valerie Cortés Villalba (vcortesv@elespectador.com)

Habitantes de Engativá y Fontibón deben convivir las 24 horas con sus vecinos de alto vuelo.  / Cristian Garavito - El Espectador
Habitantes de Engativá y Fontibón deben convivir las 24 horas con sus vecinos de alto vuelo. / Cristian Garavito - El Espectador

Los vecinos del aeropuerto El Dorado se preparan para soportar desde este lunes y hasta abril una modificación en la operación de la terminal, que les quitará el sueño. A las 5:00 de la mañana arrancará el plan piloto, que estructuró la Aeronáutica Civil (Aerocivil) y que aprobó la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), que contempla cambios en los horarios y el uso de las pistas, que colindan con barrios de Fontibón, Engativá y la zona rural de Funza.

Para entender la incomodidad de la comunidad es clave saber varias cosas. Por un lado, que la terminal tiene dos pistas (Norte y Sur) y que entre las 6:00 a.m. y las 10:00 p.m., en promedio, cada minuto despega o aterriza un avión. Por el otro, que si bien la terminal tiene permiso para funcionar las 24 horas, existían restricciones entre las 10:00 p.m. y las 6:00 a.m., lapso en el que solo podía operar la pista Norte, los aviones no podían sobrevolar la ciudad y toda la operación debía apuntar hacia la sabana. La medida buscaba garantizar ocho horas de sueño a los habitantes de la zona, que no duermen cada vez que aterriza o despega un avión.

Comparte: