22 Jan 2019 - 3:12 a. m.

La fórmula urbanística para generar felicidad en Bogotá

La idea de fortalecer la oferta cultural y deportiva justifican la construcción de enormes edificios en los que los más necesitados podrán disfrutar gratis de actividades que van desde el cine al yoga. Pese a que los ubicarán en zonas vulnerables, causa controversia el que ubicarán en la Zona Rosa.

Felipe García Altamar / fgarcia@elespectador.com / @FelipeAltamar

Generar igualdad y aumentar la oferta de cultura y deporte en la ciudad son dos asuntos pendientes que esta administración quiere saldar antes de que expire su período de gobierno. El Plan de Desarrollo de Enrique Peñalosa prevé incrementar en 36 % la práctica de deportes y en 15 % el acceso a prácticas culturales. Esto, sumado a su idea de la urbanización como forma de construir felicidad e igualdad, derivó en la planeación y ejecución de siete modernos centros culturales que pretende convertir en sus banderas en cuanto a desarrollo y cierre de brechas sociales.

Las edificaciones reciben el nombre de Centros de Felicidad (CEFE) y, en palabras del alcalde Enrique Peñalosa, serán “megacentros culturales del siglo XXI, con piscinas, gimnasios, auditorios, exposiciones, campos deportivos y salones para todo tipo de clases”. Según imagina el mandatario, estos espacios, que estarán en seis localidades, serán las piezas urbanísticas que más recordarán los ciudadanos. “Así como promoví el Museo Botero, el Teatro Santo Domingo y las grandes bibliotecas, ahora los edificios icónicos van a ser estos CEFE”.

Los Centros tendrán un área aproximada de 12.000 metros cuadrados. Todos costarán $498.000 millones y la idea es ubicarlos en sectores marginados de la ciudad. De ahí que todas las actividades que ofrecerán serán gratuitas. No obstante, hay una de estas estructuras que ha generado polémica: la que se construirá en un exclusivo sector de la ciudad: El Retiro, en Chapinero.

El costo de su construcción no saldrá del presupuesto distrital (como el de los otros seis), sino por valorización. Los recursos los aportarán familias de estratos 4, 5 y 6 a quienes hace una semana les empezaron a llegar las notificaciones de cobro. Esta idea no cayó bien entre muchos ciudadanos y concejales, que cuestionan la forma como se reunirá el dinero para esta obra. La secretaria de Cultura, Recreación y Deporte, María Claudia López, explica que justamente eso hace parte de la fórmula que tienen para acabar la exclusión.

“Las críticas al CEFE de El Retiro son por el tema de valorización y porque dicen que está ubicado en un estrato que no requiere ese tipo de equipamientos. Eso es exclusión, porque la ciudad entera debe tener acceso a los diferentes bienes y servicios. Incluso, tenemos que propiciar posibilidades más amplias para que la gente acceda a los diferentes servicios culturales. Los CEFE estarán en todas partes, porque hay un gran déficit de infraestructura cultural”.

De los siete Centros hay tres que ya están en obras y se espera que los entreguen a finales de 2019. Para el resto se tramita la licencia de construcción, con el fin de poder sacarlos a licitación este año. Durante este tiempo, el Distrito se ocupará de dejar el modelo de operaciones que define cómo se van a administrar los CEFE, qué horarios tendrán, cuántas clases y cupos se habilitarán y cuáles tendrán prioridad. En principio, la Secretaría de Cultura planea que se manejen mediante administración pública, aunque no se descarta que se pueda usar la figura de administración delegada.

Si todo sale según planea la Secretaría de Cultura, estos Centros serán apenas el inicio de lo que proyectan como una revolución cultural que a la vez sea referente urbano en la ciudad. La idea es dejar la hoja de ruta para que se construyan otros equipamientos similares que sigan apostándoles a los tres pilares de este plan inicial: construcciones que generen igualdad en la calidad de vida, representen la democracia urbana y fortalezcan la construcción de comunidad en los barrios más difíciles.

Así son los CEFE más destacados

El Tunal
El Centro Felicidad, en la localidad de Tunjuelito, comenzó su construcción en noviembre del año pasado. El objetivo es  beneficiar a casi 580.000 personas entre vecinos y población flotante. El centro estará en el parque El Tunal y entre sus equipamientos se destacan una piscina olímpica, un polideportivo, sala de cine y aulas para diferentes actividades.

Uno de los objetivos es mejorar la conectividad entre barrios en el sur de la ciudad, pues no solo tiene cerca el Transmilenio y el Transmicable, sino que recoge población de otras dos localidades: Rafael Uribe Uribe y Ciudad Bolívar.

Gibraltar
El Centro Felicidad que promete transformar más la vida de sus beneficiados es el de Kennedy. Se espera que impacte en 398.000 vecinos de la localidad.

De acuerdo con el alcalde Enrique Peñalosa, el sector donde se ubicará, en el occidente de Kennedy, “es uno de los más pobres de la ciudad hoy por hoy. Pero a futuro por ahí va a pasar la ALO, la AV. Villavicencio, va a llegar el metro y vamos a completar la Universidad Distrital. Será un sector que hoy es marginado, pero que lo queremos convertir en otro centro de la ciudad en un futuro”.

El Retiro

Fuera de ser el CEFE más controversial, también será el más grande y costoso. Estará en la calle 82 con 11 e impactará la rutina de 1,2 millones de vecinos y transeúntes de Chapinero. “En la zona hay comercio, oficinas, colegios y universidades. Esas personas tienen la posibilidad de salir de sus lugares o ir a ver un documental, una exposición o tomar una clase de natación”, afirma la secretaria de Cultura.

Este CEFE tendrá una capacidad para 1.350 personas y, en cuanto a espacios, se destacan un auditorio para 300 personas, un polideportivo y una piscina semiolímpica. El Distrito destaca esto, porque por la zona no hay piscinas públicas y, además, solo el 10,5 % de las infraestructuras culturales son públicas.

Comparte: