24 Jun 2021 - 12:00 p. m.

“La fortaleza”, la olla que ahora será una huerta urbana en Bogotá

En el predio, en la localidad de Los Mártires, funcionó una de las ollas más grandes de la ciudad. Tras la demolición se instalaron tres contenedores para la siembra de remolacha, repollo, perejil liso, cebollín, ajo y tomates, entre otros.

Por más de dos años, en una edificación de tres pisos, en Los Mártires, funcionó uno de los más grandes expendios de droga de la ciudad. De acuerdo con el Distrito, fue intervenida al menos cinco veces y volvía a ser utilizada para microtráfico, por lo que este año se hizo la expropiación y se demolió la vivienda.

Ahora, en el predio se instaló la huerta comunitario La Favorita, un espacio en el que se busca propiciar el reencuentro de la comunidad, a través de la siembra de remolacha, repollo, perejil liso, cebollín, ajo de hoja, tomate, brócoli y canelón, entre otras.

Según el Jardín Botánico, hubo un trabajo articulado con diferentes entidades del Distrito, que requirió desde la identificación de alternativas hasta la adecuación del predio, debido a que en el lugar hubo una construcción antigua, lo que hacía más difícil generar áreas verdes en suelo que estaba endurecido. Además, se retiraron los escombros, jóvenes del Idipron pintaron los muros que delimitan el predio y niños del sector participaron en las actividades de embellecimiento y siembra.

“La transformación de “ollas” de microtráfico en huertas comunitarias no solo ofrece un nuevo rostro al centro de la ciudad, sino que, además, transforma el imaginario de la comunidad, bien sea flotante o residente, al permitirles entender que con trabajo colectivo y sentido de pertenencia, es posible superar décadas de miedo e inseguridad del centro de Bogotá, en espacios amigables y dignos”, dijo Martha Perdomo, directora del Jardín Botánico.

En el predio se instalaron tres contenedores para la huerta comunitaria, que ahora estará al servicio y cuidado de la comunidad vecina. “Estos espacios reverdecidos requieren de cuidado y trabajo permanentede la comunidad, para garantizar el crecimiento de las plantas y la opción de poder obtener cosechas productivas en varios ciclos al año”, concluyó Perdomo.

Comparte: