16 Dec 2020 - 2:03 a. m.

La Navidad no podrá ser como antes

Además del aislamiento voluntario, el Distrito recomendó reuniones con menos de 10 personas, priorizó la atención de COVID-19 en las UCI y suspendió procedimientos quirúrgicos no urgentes. Estas son las recomendaciones ante el inicio de las novenas y las compras decembrinas.
En total, en Bogotá se han registrado 411.689 contagios y 8.973 muertes por COVID-19.
En total, en Bogotá se han registrado 411.689 contagios y 8.973 muertes por COVID-19.

Bogotá superó ayer el registro de 4.000 nuevos contagios por COVID-19, cifra que no se alcanzaba desde el pasado 31 de agosto. El dato se conoció a la par con el anuncio de nuevas medidas de cara a las festividades decembrinas, que comienzan hoy con la Novena de Aguinaldos. Además del llamado que ya había hecho la alcaldesa Claudia López, para realizar cuarentenas voluntarias ocho días antes de las celebraciones, se anunció que solo se permitirán reuniones de menos de 10 personas, así como se acogerá la medida nacional de prohibir la venta de alcohol a partir de las 10 p.m., regulación que se mantendrá vigente mientras la ocupación total de camas de unidades de cuidados intensivos (incluidas COVID y otras patologías) estén por encima del 70 %.

Las razones están ligadas a las cifras. Para empezar, en lo corrido de diciembre los reportes diarios de nuevos contagios han estado por encima de los 2.000 casos, se viene registrando un aumento de positivos en localidades como Tunjuelito, Usaquén, Suba y Chapinero, y un incremento en la tendencia de hospitalizaciones y de ocupación de las UCI dispuestas para atender pacientes con COVID-19.

Este panorama no solo llevó al Distrito a suspender hasta el próximo 15 de enero todos los procedimientos quirúrgicos de mediana o alta complejidad no urgentes, así como los procedimientos que requieran hospitalización. También hizo que la Secretaría de Salud les pidiera a los hospitales, tanto de la red pública como la privada, habilitar la misma cantidad de camas para hospitalización y UCI que se tenían dispuestas en el primer pico de la pandemia. Esto debido a que en las últimas semanas se habían cedido camas (antes COVID) para permitir el regreso de otras intervenciones médicas, que se dejaron de programar durante los primeros meses de la pandemia.

Por último, la administración recomendó a las instituciones prestadoras de salud mantener la entrega domiciliaria de medicamentos a adultos mayores y población en riesgo, y a las cárceles, fortalecer las medidas de aforo permitido y ventilación en puntos de encuentro.

“La velocidad de transmisión (RT) está relativamente baja y con tendencia a disminuir, por eso no creemos que tengamos riesgo de colapso del sistema hospitalario, pero como no podemos confiarnos tenemos que tomar precauciones para que esa velocidad de contagio no se nos dispare. Hay que aceptar que la actividad comercial de diciembre ejercerá presión en este indicador, por eso les ruego a los comercios formales e informales que no relajen los controles de aforo”, dijo Claudia López.

Las recomendaciones

Para el coordinador del área de salud pública de la Universidad de los Andes, Luis Jorge Hernández, lo más importante es entender que estas festividades navideñas son atípicas, “hay más riesgo en una novena que en un Transmilenio. En los encuentros y en la rumba es cuando ocurre el contagio. No es que no se puedan reunir más de dos familias. No. Es simplemente que hay que evitar las aglomeraciones, hacerlo en terrazas o en lugares al aire libre y cumpliendo con las medidas de bioseguridad”.

Por su parte, Fernando de la Hoz, profesor de epidemiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, señaló que además de la recomendación de evitar reuniones entre muchas personas, se debe garantizar que sea en lugares abiertos, donde no se mezclen jóvenes y personas mayores de 60 años. “No es que no puedan estar, pero los adultos o personas con diabetes, hipertensión y problemas cardíacos deberían evitar ir a reuniones de más de una hora, porque después de dos horas los tapabocas empiezan a volverse más permeables y la gente comienza a quitárselos”.

El Distrito también ha pedido no promover espacios de reunión, como pueden ser encuentros de fin de año, novenas o reuniones familiares, para las que recomienda los encuentros virtuales. A los centros comerciales les pidió incrementar la pedagogía y los controles de ingreso, como evitar el desplazamiento de personas que consumen bebidas o alimentos, mientras que para los viajeros se les pide evitar hablar, gritar o cantar en el trayecto, y a la ciudadanía en general seguir el protocolo DAR (Detectar síntomas, Aislarse de inmediato) en caso de presentar síntomas.

“Podemos dar un paso más en tener una Navidad segura y feliz, que no tengamos nada que lamentar, que la celebración no nos cueste la enfermedad del papá y mucho menos la muerte del abuelo. Son recomendaciones muy simples que todos estamos en posibilidades de entender, cumplir, acatar y de cuidarnos”, concluyó la alcaldesa, quien además señaló que el próximo 28 de diciembre se hará una revisión de la situación de la pandemia en la ciudad, con la que se tomarán nuevas decisiones.

Comparte: