Publicidad
13 Jul 2022 - 2:00 a. m.

La odisea para descontaminar el río Bogotá

Un fallo del Consejo de Estado obliga a 46 municipios, ubicados en la ronda, a tomar acciones para recuperar el afluente, pero los trabajos han sido lentos. La mayor parte depende de la acción de Bogotá, para garantizar el tratamiento de sus aguas residuales.
Mónica Rivera Rueda

Mónica Rivera Rueda

Periodista Bogotá
Río Bogotá
Río Bogotá
Foto: El Espectador - Mauricio Alvarado

Navegar por el río Bogotá hoy es posible, al menos en el tramo que hay en inmediaciones de la calle 80, el cual hoy se puede recorrer en lancha. Si bien el anuncio se hizo este año para mostrar avances en la recuperación del afluente, lo cierto es que aún falta mucho para rescatarlo de la contaminación. Salvar el río es una obligación que recae sobre los 46 municipios ubicados en su cuenca y varias instituciones, por orden de una sentencia del Consejo de Estado (que ratificó en 2014 un fallo del Tribunal de Cundinamarca). No obstante, la tarea no ha sido fácil y se demora. Además de requerir una gran inversión, se necesita coordinación entre todos los involucrados y al menos tres generaciones para devolverle la vida.

Especial río Bogotá

Síguenos en Google Noticias