Publicidad
6 Mar 2022 - 2:00 a. m.

La promesa del “sueño americano”, que acabó en una tumba en Bogotá

Juan Carlos Rivera murió la semana pasada intentando cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Su historia es similar a la de los más de mil colombianos que el año pasado pidieron asilo político, con la intención de buscar nuevas y mejores oportunidades. La economía y la pandemia serían los principales factores de la migración, según organizaciones estadounidenses.
Juan Carlos tenía 37 años y trabajaba en una aplicación de transporte. / Cortesía
Juan Carlos tenía 37 años y trabajaba en una aplicación de transporte. / Cortesía

A las 9:00 p.m. Juan Carlos Rivera Cerón estaba en el condado de Yuma (estado de Arizona), al costado sur de los muros de hierro que separan a México de Estados Unidos. La temperatura era de apenas cinco grados centígrados, pero el calor que le generaba la adrenalina no le permitía pensar en otra cosa que no fuera el plan para cumplir el llamado “sueño americano”.

“Bajarse del carro, caminar unos 300 metros en línea recta, cruzar un angosto puente y esperar la llegada de Migración. Iniciar el proceso de solicitud de asilo político y, después de un par de días de encierro, poner los pies en tierra norteamericana”. Esa era la instrucción del coyote que lo estaba guiando. No obstante, la mezcla de ansiedad y necesidad le jugaron una mala pasada.

Síguenos en Google Noticias