29 Jan 2021 - 9:07 p. m.

Las implicaciones de la moción de observación al secretario de Salud de Bogotá

Por el manejo que se le ha dado a la pandemia, 15 concejales de diferentes bancadas firmaron la solicitud, pues consideran que el funcionario no respondió las dudas que se generaron en el debate de control político.

Esta semana, 15 cabildantes de diferentes bancadas apoyaron una moción de observación elevada por el concejal Luis Carlos Leal (Alianza Verde) en contra del secretario de Salud, Alejandro Gómez, al considerar que el funcionario no respondió las preguntas que se hicieron en el debate de control político de la semana pasada, así como evidencian que no se presentó una estrategia clara para hacerle frente a la pandemia en Bogotá.

En el documento, se especifica que, por ejemplo, en el caso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) el Distrito ha presentado en diferentes ocasiones información disímil, con respecto a los planes que se tenían para ampliar la red de camas, lo que demostraría falta de planeación.

Así mismo, indican que la instalación de hospitales de campaña para reducir la presión de las salas de urgencias se habría hecho de forma tardía, mientras que la información de ocupación diaria se estaría dando incompleta, porque el reporte que hacen las IPS se hace una sola vez al día.

Con respecto a esto, resaltan que durante el debate de control político, el secretario aseguró que aún falta trabajar para poder llegar a la información completa de los hospitales, lo cual preocupa a los concejales, dado que los expertos invitados a la sesión denunciaron un aumento importante en la ocupación, llegando a apoyar lo dicho por la Personería, sobre la insuficiente oferta de UCI en la ciudad para la demanda que se estaba dando para la semana del pasado 12 de enero.

Sumado a esto, los cabildantes resaltan la importancia de que este indicador sea correcto, dado que las decisiones que se toman en la ciudad dependen de la ocupación de las UCI, por lo que piden al Distrito tener en cuenta otras variables como la presión en las salas de urgencia, la disponibilidad de equipos, talento humano y medicamentos, así como un plan ante su eventual escasez.

Otro de los temas que preocupa es la vigilancia a las responsabilidades de las EPS. Durante el debate, Gómez habló de los retrasos de las EPS al enviar la información, pero de la misma forma concejales advirtieron que estas entidades no están cumpliendo con los rastreos y las pruebas se estarían tardando tanto que en los reportes diarios de contagios solo el 22 % corresponde a pruebas hechas ese mismo día y la mayoría de los resultados se conocen hasta seis días después.

En cuanto a las soluciones que ha dado el Distrito, los concejales son críticos la cuarentena inicial de marzo del año pasado, pues si bien se dijo que se hacía con el fin de preparar al sistema de salud, señalan que hay muchas insuficiencias, “entre otras cosas, se habría traducido en la debilidad de los protocolos y sistemas de alertas tempranas para enfrentar de manera más efectiva el segundo pico”.

Esto habría llevado a que la ciudad esté tomando acciones coercitivas, por lo que piden un cambio de enfoque en el que se fortalezcan los programas pedagógicos y de vigilancia epidemiológica, así como la revisión de la estrategia DAR (Detecto, Aíslo, Reporto) pues no se está dando el rastreo los contactos cercanos a los casos positivos, ni se habría justificado el por qué se redujo el número de pruebas que se hicieron después del primer pico.

Finalmente, se incluyeron otros temas que también han originado gran controversia como los sobrecostos que se pudo haber generado el hospital transitorio de Corferias o las cifras de las personas que han muerto en centros hospitalarios a la espera de una UCI.

Frente a estas razones, bancadas como la de Bogotá para la Gente firmaron la solicitud al considerar los “malos” resultados de la estrategia DAR. “Bogotá necesita cambiar de estrategia frente a la situación generada por la pandemia y para hacerlo es fundamental basarse en la evidencia, aprender de lo que ha funcionado y lo que no ha funcionado durante los últimos 10 meses para dejar de usar las cuarentenas como medida principal y concentrarnos en la prevención y mitigación”.

Otros, como Ana Teresa Bernal (Colombia Humana) aseguran que la moción se hace de modo propositivo y colaborativo. “Me preocupa que hemos hecho un debate muy importante en el que todas las bancadas mostramos nuestras opiniones con respecto a la forma como se está llevando el Covid-19, pero tampoco hemos sido escuchados”.

Por lo pronto, el Concejo en pleno deberá analizar la proposición que, a diferencia de otras, cuenta con el apoyo de concejales de la misma bancada de gobierno. De prosperar, la moción de observación permitirá a los cabildantes formular un cuestionario al secretario para debatir sobre la manera cómo ejerce sus funciones y así remitir observaciones críticas a la alcaldesa.

Comparte: