26 Apr 2021 - 2:54 p. m.

“Las marchas en este momento son un atentado contra la vida”: Claudia López

La alcaldesa de la capital le pidió a los organizadores del paro nacional programado para este 28 de abril no convocar marchas, debido al crítico momento que atraviesa Bogotá por el tercer pico de la pandemia.
La capital espera seguir acelerar las jornadas de vacunación en las próximas semanas.
La capital espera seguir acelerar las jornadas de vacunación en las próximas semanas.

Hay preocupación en la Alcaldía de Bogotá, pues para este miércoles 28 de abril se tienen programadas marchas y plantones como parte del paro nacional en la ciudad. La alcaldesa de la capital, Claudia López, se refirió al respecto, asegurando que las aglomeraciones en este momento son un “atentado contra la vida”.

Como se había anunciado semanas atrás, el país tiene previsto una nueva jornada de paro nacional en contra de la reforma tributaria. Ciudadanos, organizaciones y sindicatos han anunciado el apoyo a estas protestas e incluso, algunos pidieron que fuera un paro indefinido.

Ante dicha situación, la alcaldesa se pronunció este domingo. “No está permitido ningún tipo de aglomeración. Hay muchas maneras de protestar. Los organizadores pueden hacer plantones virtuales y cacerolazos, pero las marchas o aglomeraciones son en este momento un atentado contra la vida. Sería una absoluta irresponsabilidad con la vida de todos”, dijo la alcaldesa López.

Lea: Clamor por el autocuidado, tras declarar alerta roja general en Bogotá

De acuerdo con el Distrito, a Bogotá todavía le quedan dos semanas difíciles por el tercer pico de la pandemia, por lo que el cumplimiento de las medidas y el autocuidado son las clave para evitar un colapso en el sistema hospitalario.

Pese al llamado de la alcaldesa, los organizadores del paro todavía no se han pronunciado al respecto, se espera que en las próximas horas los sindicatos y las organizaciones definan si se realizará o no el paro este miércoles.

Por ahora la capital seguirá con las cuarentenas durante los fines de semana, los toques de queda nocturnos y el pico y cédula. Además de esto, se suspendieron las clases presenciales durante las próximas dos semanas, se decretó la ley seca y se ordenó el cierre de los establecimientos esenciales y no esenciales a partir de las 7:00 p.m.

Comparte: