4 Jun 2021 - 8:17 p. m.

Las tareas del nuevo comandante de la Policía de Bogotá, general Eliécer Camacho Jiménez

Con una trayectoria de 31 años en la Institución, el General busca “acompañar a los ciudadanos en la construcción de este tejido social y en su diario vivir”. Algunos de sus principales desafíos serán individualizar a los responsables de violencia policial, combatir la inseguridad y mejorar la confianza de la ciudadanía.
Ha obtenido 89 condecoraciones y 339 felicitaciones.
Ha obtenido 89 condecoraciones y 339 felicitaciones.

En la mañana de este viernes, en la Plaza de Bolívar se posesionó como nuevo comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog) el brigadier general Eliécer Camacho Jiménez, en compañía de la alcaldesa Claudia López y el ministro de Defensa, Diego Molano. Este evento se da en un contexto difícil para las autoridades de la capital, pues, además de atravesar por el tercer pico de la pandemia y preparar una reapertura total de la ciudad, también se completan 38 días de manifestaciones y bloqueos.

Después de la ceremonia de apertura, el ministro Molano aseguro que el Gobierno Nacional y la Policía se esforzarán en reducir la criminalidad en la capital. “Le entregamos la responsabilidad en un momento difícil para Colombia y Bogotá. Avanzaremos con el liderazgo del General Camacho en lo que se ha comprometido el Gobierno Nacional con Bogotá: fortalecer el pie de fuerza y garantizar el apoyo que debe tener el Distrito Capital”.

LEA: Debemos controlarnos para que la gente nos apoye: Gral. Camacho sobre Policía en Bogotá.

El alto oficial tiene una larga experiencia como investigador criminal y ha ejercido su labor en diferentes zonas del país. Viene de ser el comandante de la Región 6 (Valle de Aburra, Antioquia, Córdoba y Chocó), también fue comandante del Departamento de Policía del Norte de Santander. Además de haber sido enviado como agregado a la Policía de España, en su hoja de vida se encuentran 93 condecoraciones y 338 felicitaciones.

El contexto actual de la capital, como lo describía el ministro, no le brinda una bienvenida tranquila. La Plaza de Bolívar, lugar del evento de posesión y antiguo epicentro de manifestaciones y protestas, fue escenario también de posibles casos de abuso policial. Registros de organizaciones defensoras de derechos humanos y de la ciudadanía han aportado evidencias sobre actuaciones irregulares de algunos agentes en el marco del Paro nacional, lo que se convierte en uno de los principales desafíos de Camacho.

El Espectador, días previos a su posesión, le preguntó al nuevo comandante de la Mebog sobre los hechos más mediáticos de violencia durante las jornadas de protesta, ante lo que aseguró que, “en esos casos hay responsabilidades de unos policías que tendrán que responder, pero no se puede generalizar a una institución que ha acompañado las épocas violentas en nuestro país”.

Otro de los retos para el nuevo comandante es combatir la inseguridad que hay en la capital. En los últimos días, la Defensoría del Pueblo y grupos de defensa de derechos humanos han emitido comunicados que denuncian presencia o amenaza de grupos armados en la capital.

En cuanto a los objetivos de quien llevara el control de la Policía en la capital están que los hechos de violencia en que están involucrados agentes de la institución sean investigados para, a su vez, mejorar la comunicación y confianza de la ciudadanía hacia la Policía.

Se espera también que la relación con la Alcaldía permita crear un equipo fuerte en temas de seguridad para el beneficio de todos los ciudadanos. En el evento de posesión, la alcaldesa Claudia López afirmó que seguirán trabajando de forma articulada para mejorar la convivencia y seguridad de la ciudad.

Comparte: