11 Jul 2014 - 12:10 p. m.

Licitación de aseo no avanza en Bogotá

Superindustria le ordenó al Distrito desmontar el actual modelo de aseo antes de noviembre.

Santiago Valenzuela

El 21 de julio se cumplirán tres meses desde que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le ordenó al Distrito desmontar el actual esquema de aseo por violar el régimen de libre competencia. Funcionarios que ayudaron a estructurar el modelo, entre ellos el alcalde Gustavo Petro, fueron sancionados con una multa por $81.681 millones. Pero más allá de la sanción, la Superintendencia dio seis meses al Distrito para abrir una nueva licitación que incluyera un modelo con libre competencia, el cual se cumple en noviembre.

La licitación está en manos de la Unidad Administrativa de Servicios Públicos (Uaesp), entidad que no sólo deberá garantizar la libre competencia, sino que también debe incluir a la población recicladora, como lo ordenó la Corte Constitucional en 2011. Sin embargo, a menos de cuatro meses de cumplirse el plazo de la Superintendencia, son pocos los avances frente a la nueva licitación, por lo que todo apuntaría al incumplimiento de la orden de la Superintendencia, lo que implicaría más sanciones para el Distrito.

Según la directora de la entidad, Lucía del Pilar Bohórquez, este retraso obedece a la imposibilidad de avanzar en la licitación hasta que la Comisión de Regulación de Agua Potable (CRA) defina la nueva metodología tarifaria del servicio. Sin embargo, la CRA señala que esta no es razón para que el proceso esté quieto. Según Julio César Aguilera, director de la CRA, el nuevo marco tarifario requiere de unos tiempos de análisis que no necesariamente coinciden con las necesidades del Distrito. “La expedición de este marco no es una condición para que el Distrito no pueda cumplir con sus obligaciones. En el marco de la regulación vigente se puede pagar y remunerar a la población recicladora”.

El tiempo corre y las cuentas, por lo menos ahora, no cuadran para el Distrito. Se estima que la CRA expediría el nuevo marco de tarifas a finales de agosto. Si la Uaesp decide esperar, tardarían casi 60 días para presentar los estudios de licitación a la CRA, entidad que tiene 40 días hábiles para emitir un concepto. Bajo este escenario, la Uaesp estaría publicando los pliegos de licitación en diciembre, incumpliendo el plazo de la Superintendencia.

Ante este panorama, la alternativa que tiene la Uaesp es presentar los estudios de licitación basados en el marco tarifario vigente. Así lo explica el director de la CRA, quien señala que nada le impide al Distrito presentar los estudios con la regulación actual. “Un tema es la formalización de los recicladores y otra la remuneración. A nosotros nos toca la segunda tarea y, en ese aspecto, el nuevo marco permite la remuneración de la población recicladora. La formalización le compete al Distrito”.

Aunque el nuevo marco tarifario todavía está en estudio, se sabe que tendrá nuevas condiciones de remuneración para los recicladores: “Hoy, a los recicladores les paga la administración. La nueva regulación permitiría que ellos reciban su remuneración a través de las facturas de aseo. El componente de aprovechamiento aparecerá separado y la gente percibirá que está pagando por esta actividad de los recicladores”, explica Aguilera.

El director de la CRA agrega que habrá novedades en materia de regulación ambiental: “El tratamiento de lixiviados en los rellenos sanitarios tendrá que ser regulado. La actualización de equipos y flotas para la recolección de residuos será más rigurosa. El uso de software para monitorear los camiones será obligatorio. También se creará un régimen de calidad y descuentos. Si un operador incumple el régimen, tendrá que hacer un descuento en la tarifa del usuario”.

Sobre la licitación, hacen falta varios puntos por discutir. Mientras que la Uaesp ha defendido que los operadores continúen trabajando bajo el sistema de las Áreas de Servicio Exclusivo (ASE), los operadores privados de aseo consideran que ésta va en contravía de la libre competencia: “Estamos convencidos de que la libre competencia hace parte de la modernización en la prestación del servicio y las áreas de servicio son el polo opuesto, son una excepción a la norma. Si sale una nueva licitación, pueden estar seguros de que todos los operadores privados se van a presentar, incluyendo Atesa”, le dijeron a este diario voceros de los operadores. Reiteraron, también, que en el modelo actual “no se han presentado pérdidas. De la misma manera en que se nos redujeron las áreas, se redujeron los costos”.

Por último, la representante de los recicladores en Bogotá, Nohora Padilla, le dijo a este diario que “la forma en que la Uaesp quiere incluir a los recicladores no es la adecuada. La inclusión no consiste en que el Distrito pueda prestar el servicio de reciclaje, sino en que los recicladores seamos valorados por separado y podamos mejorar nuestro servicio. Esa discusión debe darse antes de sacar la licitación”. El Espectador intentó comunicarse en diferentes ocasiones con la directora de la Uaesp, pero no fue posible.

 

svalenzuela@elespectador.com

@santiagov72

Temas relacionados

Agua potableAtesa
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X