20 Aug 2021 - 8:01 p. m.

Lo que debe saber de la inversión a Transmilenio en el proyecto de rescate social

Con la aprobación del Concejo de Bogotá se da vía libre al proyecto con el que, según el Distrito, se busca beneficiar a los jóvenes y familias en condición de vulnerabilidad, pero también con el que se da un salvavidas a la situación económica de la empresa transporte público. ¿Qué tanta importancia tendrá Transmilenio? ¿Cuánto se invertirá? El Distrito explica.

Entre polémicas y múltiples debates finalmente el jueves se aprobó el proyecto propuesto por Claudia López, el cual se presentó como una reestructuración al presupuesto de la ciudad con el fin de ofrecer más y mejores alternativas a los jóvenes y diferentes sectores vulnerables. No obstante, lo que causó polémica es que, además de la inversión social, también se destinará dinero para cerrar el déficit económico de Transmilenio (TM). Así las cosas, el Distrito explica, punto a punto, el papel de Transmilenio en este proyecto.

>LEA: Concejo aprobó rescate social, pruebas para COVID-19 en Bogotá y otras noticias aquí

¿De cuánto es la inversión del rescate social?

La Administración solicitó la aprobación de $1,8 billones para diferentes proyectos. Dentro del proyecto se incluye una solicitud por parte de la administración para la aprobación de $1,15 billones para garantizar la operación del sistema hasta final de año.

¿Por qué TM fue incluido en el proyecto?

El Distrito argumenta que el sistema integrado de transporte público de Bogotá es un servicio esencial para la ciudadanía, pues garantiza la movilidad de los habitantes de la ciudad. Según Transmilenio, el sistema transporta al día cerca de 4 millones de personas en sus tres componentes, de los que el 87% pertenecen a los estratos 1, 2 y 3. Por tanto, ante una posible crisis económica que implicaría que no pudiera funcionar más, el Distrito justificó su inversión.

¿En que se invertirán los $1,15 billones que le girarán a TM?

Según el sistema, estos recursos serán utilizados para cubrir la diferencia negativa que hay entre lo que cuesta transportar pasajeros y lo que cobra el Sistema. Dentro de los costos de operación del Sistema se encuentran los salarios a los conductores, insumos para los buses, combustible, etc. Por tanto, lo que se busca es garantizar la operación hasta final de año a pesar que los ingresos por demanda de pasajeros no se han recuperaron como se esperaba.

¿Qué hubiera pasado en caso de que se negara el proyecto?

Desde el comienzo el Distrito recalcó que, de no ser aprobada esta inversión, el sistema podría dejar de funcionar. Según indicaron, TM cuenta con un saldo de $153 mil millones, que corresponde de manera aproximada a los costos de tres semanas de operación. De tal forma que cuando se gastaran esos recursos, el sistema se quedaría sin fondos para continuar operando y no contaría con recursos para operar a partir de septiembre.

¿De cuánto era el déficit que traía el sistema antes de la pandemia?

Para el año 2019 TM ya tenía un déficit de $892 mil millones. Por otra parte, para el año 2020 se tenía previsto en condiciones normales y conforme a los estudios presentados, que el diferencial tarifario ascendiera a $1,1 billones de pesos, monto aprobado en su momento por el CONFIS Distrital.

¿A qué se debe que el 2020 y 2021 afectaran tanto la economía de Transmilenio?

Evidentemente la pandemia fue un factor fundamental, pues con los confinamientos obligatorios decretados, la reducción al aforo permitido en el transporte público, además de los constantes bloqueos, daños e interrupciones al sistema que se han presentado en los últimos meses, las ganancias de Transmilenio disminuyeron notablemente. Actualmente la demanda del sistema ronda el 60 % en comparación con la demanda que tenía el sistema antes de la pandemia (lo que corresponde a 2,5 millones de usuarios al día), pero llegó a reducirse incluso en un 84%.

Así las cosas, con el proyecto aprobado a regañadientes, ya que hubo voces fuertes en el Concejo que no estuvieron de acuerdo, se espera que el transporte público pueda operar sin inconvenientes durante este año. Sin embargo, quedó sembrada la preocupación de que cada año se tengan que seguir haciendo inversiones para que el sistema no deje de funcionar.

Transmilenio anunció que realizó estudios técnicos y financieros con el fin de tener una mejor proyección para los años siguientes. Ahora habrá que esperar qué tan bien se ejecute el plan de recuperación financiera y si se logran implementar las fuentes alternativas de financiación que hace varios años se vienen discutiendo.

Comparte: