1 Sep 2020 - 4:03 p. m.

Lo que debe saber sobre el piloto de restaurantes a cielo abierto en Bogotá

No poner el tapabocas en las mesas y movilizarse en bicicleta, patineta o transporte público son algunas de las recomendaciones si piensa ir a comer a alguno de los restaurantes que harán parte del programa “A cielo abierto”.
La alcladesa de Bogotá, Claudia López y la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, presentaron los detalles de la medida en medio de un desayuno a "cielo abierto".
La alcladesa de Bogotá, Claudia López y la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, presentaron los detalles de la medida en medio de un desayuno a "cielo abierto".

El próximo jueves 3 de septiembre empieza el piloto para la reapertura de restaurantes en Bogotá, proyecto que fue bautizado “A Cielo Abierto”. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López y la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, presentaron este martes los detalles de la medida previo a su puesta en marcha.

En medio de la rueda de prensa la alcaldesa explicó que para lograr abrir espacios al aire libre para los restaurantes, será necesario cerrar algunas calles de la ciudad. “Para que haya más empleo tenemos que sacrificar espacio. Son unas por otras, no podemos movernos como lo hacíamos antes”, dijo. Es por esto que recomendó a los bogotanos empezar a movilizarse en medios alternativos, como bicicletas, patinetas, a pie o, en su defecto, en transporte público. Esto con el fin de que no se presenten congestiones vehiculares.

Por otro lado, tanto la alcaldesa como la secretaria de Desarrollo Económico recordaron que lo más importante para que el piloto funcione es que todos cumplan con las medidas de prevención. Por ello, otra de las recomendaciones es quitarse el tapabocas solo cuando vaya a comer. También, pidieron no dejar la mascarilla sobre la mesa, sino en un estuche o en una bolsa, y por ello habrá restaurantes que entregarán bolsas para que los comensales puedan guardarlo de una manera segura. “Lo pueden meter en el bolso, o dejarlo sobre sus piernas. La idea es que nos lo quitemos solo cuando sea muy necesario y apenas terminemos de comer, otra vez nos lo pongamos. Es una prenda de vestir más”, explicó López.

>>>Lea: Los desafíos de una nueva realidad “a cielo abierto”

Las personas que quieran ir a comer a algunos de estos establecimientos gastronómicos deben agendar previamente su cita en el restaurante al que deseen visitar. Allí quedará programada la fecha, la hora y el lugar para asistir. Es clave que los bogotanos lleguen a tiempo a estas citas, pues cada establecimiento debe tener establecido los tiempos y así evitar superar el aforo permitido. Hasta el momento, según lo dicho por la secretaria Durán, se han registrado 2.400 personas.

La idea es que los meseros y comensales tengan el mínimo contacto posible durante su paso por los restaurantes. Cada uno tiene estrictos protocolos de bioseguridad y limpieza tanto en las mesas como en la cocina, para evitar contagios de COVID-19 durante el piloto.

Los establecimientos que reabrirán solo tienen permiso de hacerlo entre 8:00 a.m. y 0:00, sin embargo, la secretaria aclaró que a llegada la medianoche los restaurantes ya debían estar cerrados, con todo recogido, por lo que tenían que cuadrar previamente a qué hora se prestaría el último servicio, para así alcanzar a recoger y limpiar para la hora de cierre.

Los restaurantes que incumplan con algunas de las medidas o horarios podrán atenerse a sanciones por parte del Distrito. El piloto comenzará este jueves en siete localidades y en tres plazas de mercado, pero según aseguró la secretaria, cada semana se irán uniendo más localidades hasta implementar el piloto en toda la ciudad.

Comparte: