29 Sep 2020 - 12:38 p. m.

Los cambios, adiciones y exclusiones que se proponen para el cupo de endeudamiento de Bogotá

Financiar las obras de la Circunvalar de oriente, dotar la ciudad de colegios nuevos, aumentar la oferta de empleos para las mujeres y extender la Troncal de la Caracas son algunas de las prioridades que proponen las ponentes del proyecto.
El argumento más importante para los cambios es la afectación económica por el COVID-19.
El argumento más importante para los cambios es la afectación económica por el COVID-19.

En las últimas horas, en en Concejo de Bogotá fue presentada ponencia positiva y con modificaciones por parte de las ponentes del proyecto con el que el Distrito busca aumentar su cupo de endeudamiento a $10,79 billones. Se trata de las cabildantes María Fernanda Rojas (Alianza Verde), Sara Castellanos (Partido Liberal) y Marisol Gómez (Bogotá para la Gente), que analizaron en detalle los puntos del proyecto, recogiendo opiniones de expertos.

Lea: Los reparos al aumento del cupo de endeudamiento

Luego de este estudio, las concejales sugirieron algunos cambios, adiciones y exclusiones al proyecto, como lo fue la salida de la construcción de un monumento que rendía homenaje al proceso de paz con el M-19, para el que se esperaba una inversión de $5.000 millones, al no considerarse un proyecto urgente para la ciudad.

Asimismo se propusieron algunas sustituciones en el cupo, como con los patio-talleres de la Avenida Ciudad de Cali y la 68, que tenían un valor en cupo de $341.000 millones. La concejal Mafe Rojas, propuso cambiarlos por la Avenida Circunvalar de Oriente, en el tramo que va desde la salida al Llano a la Avenida Villavicencio, teniendo en cuenta que " es un proyecto solicitado por la comunidad de San Cristóbal hace varios años para mejorar la movilidad en ese sector y podría iniciar ejecución mucho más pronto que los patio-talleres". El proyecto de la Avenida Circunvalar finalizó estudios y diseños fase en junio del año pasado y espera terminar todas las aprobaciones de permisos para diciembre de este año.

Lea: Monumento al proceso de paz con el M-19 sale del cupo de endeudamiento de Bogotá

Otras de las prioridades que se destacan del proyecto es la posibilidad de asignar recursos del cupo al Fondo de Desarrollo Local de Kennedy para dotar la infraestructura de la sede de la Universidad Pública de dicha localidad. Para este fin se requieren de aproximadamente $5.000 millones, para adecuar áreas como el laboratorio, el auditorio y los salones. Precisamente, para este fin se propuso utilizar los recursos solicitados para la construcción del monumento a la paz con la antigua guerrilla, teniendo en cuenta que es justamente el valor que se requiere para la dotación de la institución.

Por otro lado, se busca que el cupo de endeudamiento tenga en cuenta la situación económica por la que atraviesan los microempresarios de la ciudad, tras la emergencia sanitaria. Por esta razón, se recomienda estudiar la posibilidad de ofrecer proyectos de apoyo directo, entrega de algunas ayudas o aportes, por lo menos para los microempresarios con mayor riesgo de cierre.

En términos de empleo, las tres cabildantes y ponentes del proyecto coincidieron en la necesidad de fortalecer el enfoque de género en todos los proyectos que emprenda el Distrito, así como otras fuentes de financiamiento para las mujeres de la ciudad afectadas por la pandemia.

Además del tema de empleo, también consideran que es necesario darles prioridad en temas de emprendimiento, entrega de ayudas monetarias, oportunidades de formación para el trabajo y cupos en educación superior, entre otros. Por eso, proponen un artículo adicional en el proyecto en el que este tema quede explícito dentro de esta iniciativa.

De la propuesta inicial, presentada por la Alcaldía de Bogotá, la ponencia positiva destacó la realización de obras consideradas como un pilar importante para la capital.

Entre ellas está la construcción de 12 colegios nuevos, la extensión de la Troncal de la Caracas, de Molinos al Portal Usme, una reserva de dinero para adquirir las vacunas del Covid-19, la dotación para la seguridad ciudadana, subsidios de vivienda, el Transmicable para San Cristóbal y la creación de un centro de atención y valoración de la fauna y flora silvestre.

“El cupo de endeudamiento es una propuesta que aportará enormes beneficios en la reactivación económica y social de la ciudad. Es necesario que el Concejo de Bogotá lo apruebe para que el Distrito ponga en marcha, de forma integral, las estrategias que tiene previstas para salir de la crisis ocasionada por la pandemia”, concluyó la concejal Rojas.

Por su parte, Marisol Gómez se refirió a las modificaciones propuestas como un análisis a las prioridades de la ciudad, como lo sería una prima básica, que se incluiría al Programa de Bogotá Solidar. “La naturaleza de la prima sería temporal, de emergencia, como lo indica su nombre, pero contribuiría a incentivar la demanda a través del aumento del consumo de los hogares, lo que a su vez estimularía la recuperación económica. Por eso, pienso que los recursos para este programa podrían salir de obras que no son urgentes, como el monumento a la paz”, reiteró Gómez.

Sara Castellanos ha cuestionado, además, temas como la destinación de $1.500 millones para la compra de equipos electrónicos de directivos. “No es que no se necesiten, solo que es una cifra alta y financieramente no es viable adquirir un insumo de ese tipo por medio de cupo de endeudamiento”. Además, están $2.400 millones en el sector salud para la contratación de personal. Castellanos argumenta que según la Ley 358 de 1997, estos recursos no pueden emplearse para tal fin. Sin embargo, menciona que desde el Distrito le han dicho que hay un marco legal en el que se pueden amparar.

Comparte: