12 Dec 2020 - 7:55 p. m.

Maltrato animal, un peligro que no cesa en Bogotá

En lo corrido del año se han atendido más de 3.700 casos de presunto maltrato animal y el Distrito prevé que, con la pandemia, el riesgo de que se presenten casos aumentó, por lo que piden a la ciudadanía denunciar formalmente los casos que conozcan.

El maltrato animal es una realidad que podría haber aumentado durante la pandemia, según asegura el Distrito y pese a que no es un cambio drástico en comparación con los casos del 2019, si es una situación que sigue preocupando. En Bogotá, en lo corrido del 2020, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (Idpyba), atendió cerca de 3.700 casos de presunto maltrato animal.

En los últimos días se conoció el aterrador caso de 30 animales que fueron decapitados en un edificio del norte de Bogotá, aparentemente, en rituales. Según información de la Fiscalía, los animales fueron encontrados en los botes de basura del edificio, en donde, anteriormente, ya se habían encontrado más cadáveres. El terorrífico caso ya está siendo por las autoridades competentes.

Este es solo uno de los casos que se reportan a diario en la capital, lo cual genera preocupación, tal y como lo manifiesta Julián Tarquino, líder de Registro y Control del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal, quien asegura que la cuarentena ha aumentado el riesgo de violencia contra los animales.

“Es que la permanencia continua con animales de compañía en las casas genera unas situaciones de estrés, tanto para los animales como para sus propietarios, las cuales muchas veces no es manejada de una manera adecuada que, lamentablemente, termina desencadenando en hechos de maltrato”, explicó Tarquino, quien agregó que, pese a que el riesgo es mayor, el cambio no es drástico.

Según la información del 2019, brindada por el funcionario, los presuntos casos de maltrato que más se reportan son negligencia, abandono, maltrato físico. En su gran mayoría, los casos que el Idpyba atiende, son gracias a las denuncias que hace la ciudadanía. Sin embargo, según el funcionario, no siempre se trata de casos de maltrato.

“Las personas que evidencien casos de maltrato o de presunto maltrato, deben saber que se considera un caso de violencia cuando hay una afectación en el bienestar del animal, como la salud del animal, el confort, la nutrición, el comportamiento y el estado mental. Si se evidencia algún afectación o lesión de este tipo que puede ser soportada y comprobada, las personas tienen la posibilidad de hacer uso de instituciones para interponer la denuncia respectiva”, explicó.

Una vez la denuncia está interpuesta, es la Policía quien debe llegar al lugar para recoger el animal, con el fin de que este sea remitido a revisión y así poder determinar con pruebas cuales son los tipos de daños que sufrió. “Para los propietarios de los animales que sufrieron casos de maltrato hay sanciones económicas, que pueden variar entre los cinco y 50 salarios mínimos vigentes, es decir que, la sanción más bajo, es de alrededor de $4 millones”, indicó Tarquino.

No obstante, también hay sanciones penales, que solo se dan en caso de que una persona sea imputada por el delito de maltrato animal. “Si hay una situación grave en el animal, en la salud física, mental o se genera la muerte de este por una situación de maltrato, se genera una sanción entre cinco y 60 salarios mínimos vigentes y también puede recibir una medida de aseguramiento entre uno y tres años”. Además, las personas que causen este tipo de afectaciones también se le puede prohibir volver a tener un animal.

Por esto, el llamado del Idpyba es a que las personas que evidencien situaciones de violencia contra los animales denuncien. “Que hagan uso de los canales formales establecidos por el Idpyba como también con la Policía y la Fiscalía, para poder interponer denuncias formales que permitan hacer una intervención de manera oportuna”, pidió el funcionario.

Cuando se trata de casos graves que requieren de atención inmediata, la indicación es que el caso sea reportado por medio de la línea de emergencias 123, con el fin de que se pueda realizar una atención oportuna. “Pero hay otro llamado: el de que nos eduquemos. Que sepamos lo que significa tener un animal en nuestra casa y lo que implica tener uno, como las condiciones económicas, el tiempo, el espacio y que todas las personas que residan en la casa estén de acuerdo en tener una mascota”, solicitó.

En lo corrido del 2020, con corte al 30 de noviembre, el Idpyba ha realizado 2.825 visitas en Bogotá, en las que se han atendido más de 3.700 animales en presunta condición de maltrato animal.

Comparte: